El dragón barbudo, un nuevo inquilino en nuestro terrario

Publicado por Covadonga Carrasco, 26 Jul 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

El dragón barbudo

Para los amantes de los reptiles, el dragón barbudo es un ejemplar que puede resultar de lo más atractivo. Vamos a conocer cuáles son las características que le hacen tan especial. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Alimentación: al ser omnívoro come frutas, verduras, insectos y crías de rata y ratón.
  • Cría: cuando el dragón barbudo tiene uno o dos años de vida, ya puede comenzar a criar.
  • Cuidados: necesita cierta humedad en su terrario y mantenerlo limpio para evitar malos olores.

 

Este reptil es originario de Australia, donde vive de manera salvaje tanto en el centro como en el este. Su nombre está determinado por un pliegue en la parte baja de la garganta que se encuentra lleno de espinas.

 

Un reptil muy glotón

La esperanza de vida del dragón barbudo es de 10 años, siendo uno de los reptiles que pueden acompañarnos durante más tiempo.

En cuanto a su dieta, el dragón barbudo es un animal omnívoro, por lo que consume desde insectos a pequeños roedores, además de frutas y verduras. Algunos de los insectos que come son grillos y saltamontes, pero de vez en cuando puede comer cucarachas o gusanos de seda. En cuanto a las frutas y verduras, las ideales son las peras, los higos, las manzanas, las naranjas, las espinacas y las acelgas. Y, como premio de la semana, le podemos dar una cría de rata o ratón.

Este reptil es tremendamente glotón, por lo que hay que controlar bien su alimentación para que esté en perfecto estado de salud.

Muy fácil a la hora de criar

En cuanto al mantenimiento de su terrario, es necesario pulverizarlo con agua un par de veces por semana. En el caso de que nuestra mascota tenga crías, tendremos que pulverizar a diario porque las crías necesitan hidratarse mucho más que los adultos.

El dragón barbudo puede comenzar a criar a partir de que cumple un año o dos de vida. No es fácil determinar su sexo, solo podemos saberlo en época de cría porque el color del macho se oscurece.

Al ser un animal muy glotón, también realiza numerosas deposiciones, por lo que debemos mantener limpio el terrario para evitar los malos olores.

Si queremos tener más de un ejemplar, no es aconsejable que sean dos machos o podrían provocar numerosas peleas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos