El diamante mandarín, un pájaro exótico para casa

Publicado por Covadonga Carrasco, 11 Jul 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

El pájaro diamante mandarín

Los amantes de los pájaros tienen en el diamante mandarín uno de los más exóticos y que se ha convertido en un buen animal de compañía. Un pájaro muy atractivo que hoy explicamos cómo cuidar.

LO QUE DEBES SABER...
  • Alimentación: es similar a la de los periquitos, por lo que habrá que comprar mixtura de periquito mezclada con alpiste.
  • Gregarios: necesitan vivir en compañía porque son pájaros gregarios y no saben vivir solos.
  • Piscina: al diamante mandarín habrá que colocarle una piscina a su medida para que pueda chapotear.

 

El diamante mandarín tiene como característica principal un pico de color rojo que aporta el colorido a un plumaje gris con manchas marrones. Al ser un pájaro exótico debemos conocer cuáles son sus necesidades y cuidados para que pueda tener un vida cómoda y confortable.

 

Un pájaro que necesita vivir acompañado

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el diamante mandarín necesita siempre vivir en compañía de otro pájaro de su especie, ya que se trata de un ave gregaria. Para que viva feliz será necesario al menos comprar dos ejemplares.

A la hora de alimentarlo es necesario comprar la comida de los periquitos por ser mixtura. Si le añadimos alpiste, el menú será aún más completo y el pájaro estará más nutrido.

Una piscina para nuestro diamante mandarín

Durante los primeros días que esté en casa, será necesario dejarlo un poco a su aire hasta que se vaya acostumbrando y comience a reconocer su nuevo hogar.

Precisamente, en cuanto a su hogar, este debe ser amplio y, como además tendrá que convivir con al menos otra ave de su misma especie, será necesario que la jaula sea mucho más grande que la de un pájaro normal.

Una curiosidad de estos animales es que les gusta el agua y les encanta pasar ratos chapoteando, así que tendremos que colocarles una piscina, un recipiente para que puedan bañarse y que habrá que cambiar a diario, ya que aunque también habrá que colocar un bebedero, es probable que beban de su particular estanque.

La jaula también debe estar limpia, por lo que al menos habrá que cambiar los papeles de la base y limpiarla a fondo cada dos días.

Como veis, los cuidados no son demasiado complicados y así conseguiremos que nuestro diamante mandarín tenga una vida confortable y feliz.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos