Asinoterapia o terapia con burros

Publicado por Covadonga Carrasco, 11 Jun 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Asinoterapia

Son muchos los beneficios que los animales ofrecen a los seres humanos. Desde hace tiempo existen numerosas terapias, especialmente con niños y mayores que ayudan a superar diversos problemas. En esta ocasión no hablaremos de perros ni caballos, sino de la asinoterapia, la terapia con burros.

LO QUE DEBES SABER...
  • Interacción: es la mejor manera de motivar a personas con diferentes tipos de patologías.
  • Metas: en cada sesión se marcan metas sencillas y accesibles para motivar y aumentar la autoestima de los pacientes.
  • Beneficios: hospitales psiquiátricos y geriátricos han reconocido sus enormes beneficios.

 

Aunque siempre se ha dicho que los burros eran animales tercos que hacían lo que les daba la gana, esto no es otra cosa que un mito, ya que los burros son animales muy inteligentes, con un carácter muy tranquilo y que actúan de forma muy positiva ante situaciones que no les son familiares. Por eso su carácter se ha convertido en la mejor forma de ayudar a los humanos en ciertas patologías, especialmente a los niños.

 

Animales con un carácter idóneo para interactuar con las personas

Pero a diferencia de lo que podríamos pensar, la asinoterapia no es algo nuevo, se practica con niños desde hace más de 50 años y consigue mejorar el equilibrio, estimular el vocabulario y relajar a los pequeños mediante actividades de cuidado del animal, como la alimentación, el cepillado, el paseo, etc.

Se van marcando metas muy sencillas y accesibles en cada una de las sesiones, para que aumente la motivación de los pacientes y crezca su autoestima.

Una de las grandes ventajas es la ayuda al desarrollo motriz en los niños, pero por supuesto, esta actividad ha de ser recomendada por los especialistas unida a otras terapias.

Burros adiestrados para este tipo de terapias

Los beneficios de la asinoterapia no son solo a nivel físico, sino también emocional, algo que ha sido además reconocido recientemente por hospitales psiquiátricos y centros geriátricos.

Los burros que se eligen para llevar a cabo estas terapias son jóvenes y sanos, aunque en algunos casos hayan tenido una vida complicada. Su carácter tranquilo los convierte en los terapeutas perfectos para personas con problemas.

Son además entrenados de forma intensiva para que estén acostumbrados a que se les monte, subir y bajar de un remolque, los ruidos, los sobresaltos, situaciones inesperadas, etc. De esta manera su comportamiento es totalmente seguro para las personas con las que interactúan.



Comentarios (1)

Juanjo comento el 12/08/2015 a las 15:39

Buenas Carrasco
Vamos a realizar un proyecto de Asinoterapia en la Región y me gustaría saber si tienes información relevante sobre algún estudio que se este llevando a cabo en España o en Europa.
Gracias y saludos

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos