Cuidados del petauro del azúcar

Publicado por Covadonga Carrasco, 12 Abr 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tener un petauro del azúcar

Aunque el petauro del azúcar no es una de las mascotas más populares, sí es cierto que cada vez tiene más adeptos. Se trata de un pequeño marsupial con mucho carácter, que requiere de cuidados específicos como cualquier animal exótico.

LO QUE DEBES SABER...
  • Alimentación: libre de grasas y lactosa para evitar problemas gastrointestinales.
  • Nocturnos: son animales nocturnos pero necesitan ver la luz para mantener en orden su reloj biológico.
  • Jaula: como son animales bastante inquietos, la jaula debe ser de gran tamaño para que puedan moverse sin problemas.

 

El nombre de este pequeño y curioso animalito, originario de los bosques de Australia y Nueva Guinea, es debido a lo goloso que es. Se trata de un mamífero nocturno que, al igual que sucede con los canguros, da a luz crías que aún no están lo suficientemente desarrolladas y que necesitan pasar cierto tiempo en una bolsa para completar ese desarrollo.

 

Muy delicado en la alimentación

Su tamaño máximo, cuando alcanza la edad adulta, es de entre 13 y 18 cm desde la base de la cola hasta el hocico. Son animales bastante longevos llegando incluso a vivir 12 años en cautividad y 15 en libertad.

En cuanto a su alimentación, debemos ser muy cuidadosos porque son muy sensibles y tienen muchas dificultades para digerir las grasas, así que la ingesta de alimentos de este tipo debe ser muy leve. Tampoco toleran bien la lactosa, así que hay que evitar este ingrediente en su dieta.

La comida ideal del petauro del azúcar es 75% de frutas y verduras y 25% de preparado a base de alimentos ricos en azúcares y proteínas.

Hay que tener en cuenta que estos animales son bastante caprichosos, pueden pasarse semanas comiendo fruta sin problemas y pasado ese tiempo aburrirse y ni tan siquiera mirarla. Así que hay que intentar ofrecerles variedad.

Una jaula en un lugar iluminado

Aunque es un animal nocturno, no debemos pensar que el lugar en el que hay que situar su nido es en una habitación oscura. Todo lo contrario. El petauro del azúcar necesita ver cómo pasa el tiempo, así sabrá cuál es su horario.

En la jaula colocaremos un bebedero para roedores, una rueda y comederos. Se los pondremos solo por la noche y los quitaremos por la mañana mientras nuestra mascota duerme. También podemos colocar en el interior cuerdas de cáñamo para que pueda trepar y troncos para que salte de uno a otro.

En cualquier caso, la jaula debe ser de gran tamaño para que así tenga espacio suficiente, aunque también es recomendable dejarle suelto pero sin agobiarle, porque pueden pasar meses hasta que el animal se sienta confiado.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios