Cómo adaptar la casa a la llegada de una mascota

Publicado por Marta Leal, 26 Mar 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Preparar casa para nueva mascota

Antes de iniciar la convivencia con una mascota es necesario preparar la casa para que el ambiente sea el mejor posible. El animal debe saber cuál es su hogar para sentirse cómodo y también sus limitaciones.

LO QUE DEBES SABER...
  • La llegada a casa: debemos entrar tranquilos y dejar que el animal reconozca todos los rincones.
  • Consejo: guardaremos todo lo que pueda estar a su altura para que no lo rompa o se haga daño.
  • Casa o jardín: sea cual sea su sitio, debe tener todo a mano para comer, beber, dormir y jugar.

 

A la hora de elegir una mascota debemos pensar en el tiempo que tenemos para dedicarnos a ella, el espacio en casa, si tenemos jardín, etc. Hay que ser conscientes de que es un ser vivo con sus necesidades y que demandará un cuidado continuo sobre todo al principio.

 

Preparar la casa

Cualquier mascota nueva que llega a casa y sobre todo si es un cachorro, suele investigar todos los rincones del hogar para conocerlo. Por ello, aconsejamos que quites todo lo que haya a su altura y pueda romperse fácilmente, así evitarás empezar con mal pie o incluso que el animal pueda hacerse daño sin querer.

En el caso de un perro, coloca en su cama una mantita suave y un juguete para que sepa cuál es su lugar y con qué puede divertirse. Es mejor que no haya cerca alfombras, pues al principio se hará pis en cualquier lugar. También es aconsejable que esté cerca de nosotros para que no se sienta solo. Cuando llegue a casa déjale que olfatee todo lo que quiera porque así reconocerá cuanto antes que ese será su hogar.

Es importante que conozca también el entorno que verá todos los días a la hora de pasear, así podrá empezar a salir más relajado.

Lo que necesita la mascota

Prepara un comedero y un bebedero adecuados al tamaño que tendrá el animal cuando crezca y lo mejor es que sean de acero inoxidable.

El collar o arnés que le compres no debe apretarle mucho, asegúrate que puedas meter dos dedos. Tampoco debe estar muy holgado.

Si tu mascota va a estar fuera de casa, es decir, en el jardín o en el patio, prepara todas sus cosas en este espacio para que él reconozca pronto que es donde va a estar. Su caseta tiene que ser grande y cumplir con los requisitos básicos para soportar el frío y la lluvia. Además debe existir una valla de 1,80 metros de altura para que el perro esté seguro y no tenga acceso al otro lado del jardín o patio.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos