Cuidados que necesita una mantis religiosa

Publicado por Cristina Yáñez, 11 Mar 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo cuidar una mantis religiosa

Muchas son las personas que gustan de tener un animal exótico como mascota, pero hay que ser conscientes de que este tipo de especies suelen requerir cuidados más especiales debido a que proceden de hábitats muy diferentes en los que las condiciones climatológicas son totalmente opuestas a las que tenemos en nuestro hogar. Por ello hay que intentar recrearlas de la forma más fiel posible y tener en cuenta aspectos como la alimentación o la reproducción en insectos como la mantis religiosa, de la que os vamos dar una serie de consejos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Alimentación: insectos de todo tipo dependiendo del tamaño que posea nuestra mantis.
  • Solitarias: si tenemos más de una mantis es recomendable situarlas en terrarios diferentes.
  • Terrario: debemos aprovisionarlo de plantas y ramas así como mantener una temperatura adecuada.

 

Tener una mantis religiosa puede ser beneficioso debido a que es un depredador de insectos y tendremos la casa libre de ellos.

 

Preparar el terrario 

En primer lugar, debemos preparar un terrario para que se convierta en su nuevo hábitat, acondicionándolo de manera adecuada mediante plantas y ramas. También colocaremos una capa de sustrato, que podrá ser de arena, tierra o turba.

La temperatura que tendrá que tener su nuevo hogar debe estar siempre entre los 20 y 30 grados, aunque debemos informarnos acerca de la especie concreta de nuestra mantis, pues sus necesidades caloríficas pueden variar.

En cuanto al tamaño del terrario, ha de ser lo suficientemente amplio para que el insecto se mueva con holgura pero sin llegar a ser demasiado grande, pues la mantis puede tener problemas a la hora de buscar la comida.

Debemos evitar tener más de una mantis por terrario, ya que son insectos que recurren al canibalismo y es conveniente tenerlos por separado. 

Alimentación  de la mantis 

Si hablamos de su alimentación, la base fundamental de la misma la constituyen los insectos, por lo que deberemos proporcionarle moscas, grillos, polillas e incluso saltamontes y mariposas. Es recomendable que le introduzcamos las presas vivas para que sea ella misma quien las cace al igual que haría si se encontrase en libertad. 

Como veis, tener una mantis religiosa requiere algunos cuidados específicos pero que no conllevan demasiada complicación. Sin duda alguna, es uno de los insectos más  exóticos y llamativos que existen en la naturaleza y de los que más curiosidad despierta debido a sus peculiares características.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios