Dragón verde o dragón de agua chino

Publicado por Cristina Yañez, 06 Mar 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Especie de reptil dragón verde

Siempre surgen dudas cuando hay que elegir un reptil para nuestros hogares. Por ello, hoy os presentamos al dragón verde, un ejemplar perfecto para nuestros terrarios.

LO QUE DEBES SABER...
  • Terrario: los dragones necesitan mucho espacio para vivir y un gran recipiente con agua para sumergirse.
  • Alimentación: insectívora principalmente, aunque también pueden comer ratones o animales similares.
  • Temperatura y humedad: entre 27ºC y 32ºC y con un 80% de humedad.

 

El dragón verde o dragón de agua chino es un reptil muy vistoso que dará colorido a nuestro hogar.

 

Un reptil similar a la iguana

Aunque a primera vista pueda parecer una iguana, no se puede considerar como tal. Llega a alcanzar los 90 centímetros, aproximadamente la mitad de lo que mide una iguana, y tiene un color que oscila entre el verde claro y oscuro dependiendo de la edad, la etapa de cambio de piel que esté viviendo o el estrés que tenga acumulado.

Los machos suelen ser un poco más grandes que las hembras y tienen una cresta más prominente. Necesitan mucho espacio en el terrario para que puedan llevar a cabo su día a día con total normalidad. En caso contrario, el animal se agobiará y acabará chocando contra las paredes.

Es indispensable que posean un recipiente con agua para que puedan mantener buena parte de su cuerpo sumergido. El agua deberá ser cambiada a diario ya que los dragones defecan y dejan parte de su piel en ella.

Son animales insectívoros (comen gusanos, grillos, cucarachas, etc.), aunque los adultos pueden ingerir crías de ratón sin pelo de forma esporádica.

Al igual que le ocurre a todos los reptiles, los dragones verdes también necesitan un suplemento vitamínico. Para ello podemos recurrir a los polvos o gotas que se mezclan con la comida.

Temperatura y humedad del terrario

Los dragones de agua chinos necesitan unas condiciones climatológicas muy especiales durante su día a día. El terrario debe contar con un termómetro que permita fijar la temperatura entre 27º C (la parte más fría) y 32º C (la zona de más calor). Esta temperatura no debe ser inferior a 23º C durante la noche. El calor no debe proceder de piedras o elementos situados en el suelo, sino de bombillas o lámparas situadas en la zona superior del terrario.

Pero no solo necesitan una temperatura especial, estos dragones también requieren una humedad particular. Esta tiene que rondar el 80%. Para conseguirlo podemos colocar un pulverizador de agua o calentar el agua del recipiente.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios