Especies de serpientes más comunes en el hogar

Publicado por Covadonga Carrasco, 13 Feb 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Serpientes más comunes para mascota

Cada vez es más común tener mascotas exóticas en casa, pero antes de lanzarnos a esta aventura necesitamos conocer cuáles son las especies que mejor pueden adaptarse a la vida en cautividad y cuáles son las serpientes más comunes que suele tener la gente en casa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tamaño: para comenzar es preferible adoptar serpientes de pequeño tamaño que tienen un carácter más dócil y cuyos cuidados son más sencillos.
  • Veneno: lo ideal para tener en casa son serpientes no venenosas, como las boas, la pitón real y la pitón bola.
  • Cuidados: antes de nada hay que pensar en los cuidados que necesita una serpiente, como un espacio grande, un buen terrario y una alimentación especial.

 

La variedad de serpientes es inmensa, muchas de ellas son venenosas, pero otra gran parte no lo son. De estas últimas precisamente son de las que queremos hablar hoy.

 

Serpientes pequeñas para comenzar

Las serpientes no venenosas más comunes para tener como mascota son las boas. Estas además son las más conocidas por el gran público. Pero además dentro de las boas existen diversas especies con diferentes tamaños y necesidades.

Si nunca hemos tenido serpientes en casa, antes de lanzarnos a cuidar de un animal de este tipo es mucho mejor comenzar con variedades de menor tamaño cuyo carácter es mucho más dócil como es el caso de la pitón real o la pitón bola.

No tienen un gran tamaño, escasamente unos dos metros y una esperanza de vida de entre 15 y 20 años. Estéticamente son muy llamativas y el terrario en el que debemos tenerlas no ocupa un espacio tan grande como el que necesitan otras especies.

Pitón o boa, dos especies para tener en casa

Estas variedades de pitón son pequeñas, pero también existen otras especies de pitón mucho más grandes como el caso de la pitón molus, que puede llegar a alcanzar incluso los 7 metros y que por tanto requiere de cuidados especiales, comenzando por el terrario que tendrá que ser extra grande.

Otra especie que podemos tener en casa que no es venenosa es la serpiente rey. Esta también es pequeña, pero con mucho carácter. En su hábitat natural son capaces de dominar a otras serpientes como la cascabel o la coral a pesar de su pequeño tamaño, pues no se ven afectadas por su veneno.

En cualquier caso, antes de hacernos con una mascota de estas características hemos de plantearnos si podremos darle todos los cuidados necesarios, como un buen espacio, un terrario y una alimentación adecuada.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos