Evita el cólico equino a tu caballo

Publicado por Cristina Yañez, 18 Ene 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo prevenir el cólico en los caballos

Una de las enfermedades más temidas si tenemos un caballo son los cólicos equinos, ya que son la principal causa de muerte de estos animales, por lo que hay que intentar evitarlos con una serie de consejos y recomendaciones.

LO QUE DEBES SABER...
  • ¿Qué es?: un fuerte dolor que sufre el caballo debido a problemas intestinales.
  • ¿Cuáles son las causas?: la fisionomía propia del caballo y una mala alimentación.
  • ¿Cómo prevenirlo?: haciendo que el caballo realice ejercicio y racionando las comidas a lo largo del día.

 

La curiosa anatomía del caballo es la razón fundamental por la que sufren y padecen los cólicos estos animales. 

 

Enfermedad del aparato digestivo 

El cólico consiste en un fuerte dolor abdominal que sufre el caballo a consecuencia de un problema en el aparato digestivo, ya que debido a su anatomía este aparato posee una longitud mayor a la de la mayoría de los animales de su tamaño. En consecuencia hay mucho espacio entre los ligamentos que sujetan el aparato digestivo y en estos huecos se pueden producir movimientos de las vísceras provocando torsiones y fuertes dolores.

También pueden causar esta enfermedad parásitos o una alimentación excesiva, escasa o descompensada.

La buena noticia es que si el cólico es detectado a tiempo, la mayoría de las veces se puede curar y evitar que nuestro caballo tenga más dolores por este motivo. 

Consejos para prevenir el cólico 

Pero para no tener que llegar a ese punto lo mejor es seguir una serie de consejos para que el animal viva sano y no sufra de cólicos. 

El primer paso es cuidar la alimentación, por lo que deberemos controlar la calidad y la cantidad de la comida que le damos. Tan malo es darle en exceso como en escasez, así que deberemos racionar la ingesta de alimentos en varias tomas durante el día para llevar un control y tener la certeza de que el caballo está consumiendo la cantidad justa y necesaria. 

Otro consejo para la prevención es el ejercicio, por tanto, los caballos han de moverse diariamente una hora y media o dos horas fuera de la cuadra para mantenerse sanos y vigorosos.

No menos importante es el cuidado de la dentadura, ya que si el caballo la tiene en mal estado no podrá masticar bien los alimentos y le provocará los citados problemas intestinales. 

Por último, hay que desparasitar regularmente al animal y evitar que beba agua muy fría como medidas para evitar el temido cólico equino.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos