Tener un lirón como mascota

Publicado por Vanesa Sánchez, 04 Ene 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Lirón

Los perros o gatos siguen siendo las mascotas preferidas por los niños, aunque también otro tipo de animales como aves o mamíferos pequeños están ganando terreno. Es el caso de los lirones.

LO QUE DEBES SABER...
  • Lirón: es un animal mezcla entre hámster y ardilla. Es mejor tener una pareja. Vive entre 4 y 7 años.
  • Cuidar a un lirón: necesita una jaula alta para trepar. El comedero y bebedero deben ser de vidrio u otro material resistente.
  • Comida: es omnívoro, por tanto come de todo. Su comida favorita es la fruta, aunque también las bellotas, nueces, castañas y algún saltamontes o caracol.

 

Entre ellos el lirón es uno de los preferidos, ya que es un pequeño roedor que a los niños les parece muy simpático y además es muy fácil de cuidar y alimentar.

 

Características del lirón

Un lirón tiene unos 20 cm de longitud y su aspecto recuerda mucho a los ratones por su larga cola y sus grandes orejas. De hecho, un lirón es una mezcla entre hámster y ardilla, pues prácticamente la mitad de su longitud pertenece a su larga cola. Tiene un pelaje de color gris oscuro en la parte superior y blanco en la inferior, así como espeso y largo. Lo más característico del lirón es que bordeando los ojos tiene un pelaje negro, similar a un antifaz. Como término medio, puede durar entre 4 y 7 años.

Una de las facilidades de tener un lirón como mascota es que son omnívoros. Los alimentos favoritos de estos animalillos son las frutas, castañas, bellotas y nueces. Como muchos otros animales, los lirones guardan alimentos para hibernar.

Cómo tener un lirón como mascota

Lo ideal sería tener una pareja de lirones porque es su modo de vida, igual que los hámsters o conejos. Además el habitáculo que mejor les viene es una jaula alta para que puedan trepar. Es recomendable preguntar al personal de las tiendas de animales para garantizar que no haya riesgo de fuga, ya que si la distancia entre barrotes es superior a los 0,6 cm podría escaparse, sobre todo de las crías.

Además de la jaula, el comedero y bebedero son imprescindibles. Lo mejor es que sean de vidrio o de un material resistente para que los lirones no los roan, así que deben ser específicos para los roedores. Como ya hemos dicho, les encanta la fruta pero también disfrutan si les damos algún pequeño caracol o saltamontes. Pero algo muy importante, antes de ofrecerles el alimento fresco hay que lavarlo muy bien para que no esté sucio. Así evitaremos que los lirones tengan algún tipo de enfermedad.

Cuando se vaya acercando el invierno, los lirones guardarán comida para el frío. Así que debemos alimentarlos realmente bien para cuando llegue ese momento. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos