Esterilizar a los animales

Publicado por Covadonga Carrasco, 27 Dic 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

La esterilización de las mascotas

La esterilización de nuestras mascotas en ocasiones nos provoca ciertas dudas, sobre todo porque pensamos que estamos haciéndoles daño o que les estamos quitando parte de su naturaleza. Sin embargo, la esterilización no es otra cosa que una manera de responsabilizarnos de la salud de nuestra mascota, dejando de lado los mitos que rodean este tema.

LO QUE DEBES SABER...
  • Castración o esterilización: será el veterinario el que recomiende cuál es la mejor opción.
  • Mitos: nuestra mascota no tendrá un aumento significativo de peso, a no ser que de por sí tenga tendencia a engordar.
  • Carácter: el carácter de nuestro animal no se verá modificado a excepción de que esté relacionado con un problema hormonal.

 

El animal no sufre ningún daño en su naturaleza más que tras la intervención quirúrgica evitaremos que se reproduzca. Es común tanto en hembras como en machos (en las primeras con una ligadura de trompas y en los segundos con una vasectomía).

 

Castración y esterilización

La esterilización deja completos los órganos sexuales, manteniendo así sus instintos sexuales porque no se modifican los procesos hormonales, aunque sí se evita su reproducción.

La castración es muy diferente, pues sí se extirpan los órganos sexuales. Esta intervención está recomendada especialmente para machos cuya dominancia está relacionada directamente con el ámbito sexual. En cualquier caso tendrá que ser el veterinario el que se encargue de recomendar una y otra.

A muchos dueños les da pena operar a su mascota, sin embargo no podemos perder la visión de que el animal no es una persona y por tanto no podemos humanizarlo hasta ese punto. Es una decisión que le beneficiará positivamente y por eso los veterinarios la recomiendan dependiendo del caso.

Mitos sobre la esterilización

Algunos mitos sobre la esterilización y la castración están relacionados con el aumento de peso en las mascotas, sin embargo, no es del todo cierto. Si el animal que va a ser operado tiene cierta tendencia a engordar le sucederá lo mismo sea operado o no. Así que de lo que se trata es de cuidar su alimentación siempre.

En cuanto al carácter, este solo se verá modificado si la conducta del animal está ligada directamente con los procesos hormonales. El problema puede llegar, por lo que comentábamos anteriormente, si por la “pena” de haber castrado al animal comenzamos a consentirlo y a mimarlo más de la cuenta, entonces el cambio en su carácter lo estaremos provocando nosotros mismos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos