Una ardilla como animal de compañía

Publicado por Covadonga Carrasco, 26 Dic 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Ardilla como mascota

Las mascotas exóticas se han convertido en algo bastante común. Por eso si has pensado en tener una mascota original hoy queremos que conozcas mejor cómo puedes cuidar una ardilla para que sea tu animal de compañía.

LO QUE DEBES SABER...
  • Carácter: la ardilla es un animal tímido que necesita tiempo para acostumbrarse a su nuevo hogar.
  • Alimentación: una dieta rica en frutos secos, verduras, frutas y agua.
  • Ejercicio: necesitan mucho espacio para moverse y trepar constantemente.

 

Antes de adquirir una ardilla hemos de tener en cuenta que existen más de 20 especies, y aunque todas requieren cuidados similares, algunos son específicos de cada una de ellas.

 

La alimentación de la ardilla

Siempre hemos visto en la televisión o en los parques a las ardillas disfrutando de una buena nuez, aunque este no es el único alimento que consumen. En general, para que una ardilla tenga un estado de salud óptimo, hemos de darle una dieta rica en frutas y verduras variadas, incluso algún que otro insecto, porque también requieren de proteínas naturales.

Las avellanas y las almendras también son algunos de los frutos secos que podemos incluir en su dieta, pero siempre con cáscara. De esta manera tendrán que roerla y limar así sus dientes, algo imprescindible para mantener el buen estado de salud del animal.

Aunque la fruta también es un ingrediente básico de su dieta, es necesario que esté muy madura para que la consuman, porque no les gusta especialmente. Habrá que observar cuál es la fruta que más le gusta para ofrecérsela y que la coma.

Necesitan beber gran cantidad de agua, pueden acostumbrarse a beber en los típicos bebederos para cobayas.

Un animal activo y tímido

Una ardilla no debe comer al día más de 20 gramos de comida y sobre todo es necesario evitar los alimentos dulces como el chocolate, ya que son muy perjudiciales y podrían resultar incluso tóxicos.

En cuanto a su carácter, las ardillas son animales muy tímidos, por lo que habrá que tener paciencia cuando las llevemos a casa para que se acostumbren tanto a nosotros como a su nuevo hogar.

Necesitan hacer mucha actividad física, así que también requieren de grandes espacios por los que moverse y trepar, aunque buscarán lugares donde refugiarse y esconder su comida.

Colocar cuerdas o cajas de madera para que trepe, hará de tu ardilla un animal muy feliz.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos