Peces koi para tu estanque

Publicado por Covadonga Carrasco, 13 Dic 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Peces koi

Existe una amplia variedad de peces para tener en los acuarios que acostumbramos a colocar en el salón. Pero al igual que existen peces que pueden vivir en un acuario de manera cómoda y saludable, si tenemos un pequeño estanque en el exterior de nuestra casa, también tenemos que saber qué peces son los adecuados. En este caso hablamos de los peces koi.

LO QUE DEBES SABER...
  • Alimentación: debe incrementarse con la llegada del calor para que obtengan las reservas que necesitarán en invierno.
  • Estanque: al menos de 130 litros y 80 cm. de fondo.
  • Resistencia: son peces que cuentan con una alta resistencia a los cambios de temperatura.

 

Un alto porcentaje de personas que cuentan con un estanque no tiene la suficiente información sobre los cuidados que requiere. Especialmente sobre las especies que resultan más aptas para darle vida. Al estar al aire libre es obvio que se producirán diversos cambios de temperatura, por lo que debemos elegir animales que sean capaces de sobrevivir en buenas condiciones ante cualquier modificación del tiempo.

 

Gran tolerancia a los cambios de temperatura

Los peces koi son la especie perfecta para tener en un estanque, ya que tienen una alta tolerancia al frío. Dentro de esta especie podemos distinguir los carassius y las gambusias.

Para que el pez koi esté cómodo, es necesario que el estanque tenga al menos 130 litros, ya que es un pez de gran tamaño, y al menos 80 centímetros de profundidad, lo que le ayudará a soportar las altas temperaturas del verano. Con la llegada del invierno, el pez koi entra en letargo y disminuye su metabolismo al nivel más bajo llegando incluso a dejar de comer.

Alimentación

En la época de primavera – verano es cuando mayor actividad tiene este pez y comienza a reproducirse, engordando además para cuando llegue el invierno. Por eso es muy importante que con la llegada de la primavera los peces koi tengan una dieta muy variada, pero sin sobrealimentarlos. Lo ideal es enriquecer la alimentación con productos específicos y según va creciendo la temperatura ir aumentando las raciones y las tomas.

Aunque son peces muy resistentes también se ponen enfermos. Darse cuenta de que los peces tienen algún problema es más complicado que en cualquier otro animal, pero también nos dan pistas. Por ejemplo, las úlceras en la piel, boquear de manera acelerada, etc. Ante cualquier síntoma, hay que consultar con un veterinario.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios