Criar gusanos de seda

Publicado por Covadonga Carrasco, 03 Oct 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Gusanos de seda

Los gusanos de seda son unas de las primeras mascotas que hemos tenido todos cuando hemos sido pequeños. En el colegio incluso los profesores nos han animado a criarlos. Pero si nos queremos “profesionalizar” en la edad adulta o compartir con nuestros hijos la cría de gusanos de seda hoy vamos a deciros cómo hacerlo bien.

LO QUE DEBES SABER...
  • Alimentación: exclusivamente con hojas de morera, no sustituirla por otras.
  • Huevos: meterlos en la nevera antes de que nazcan las crías para conseguir la temperatura perfecta.
  • Hogar: cuando los gusanos son pequeños es mejor tenerlos en un tupper para conseguir humedad. Cuando crezcan hay que cambiarlos a una caja de cartón.

 

La mejor época para la cría de gusanos de seda son los meses de noviembre y diciembre. Para que se lleve a cabo el proceso de manera correcta hemos de tener mucha precaución, no debemos olvidar que los gusanos de seda son seres vivos y merecen cuidados como cualquier otro. 


El proceso de cría

Cuando tengamos los huevos debemos meterlos en la nevera para que se mantengan en perfecto estado, teniendo además prevista la que será su comida, que son las hojas de los árboles de morera. Esta es la única comida que debemos darles ya que si la sustituimos con hojas de lechuga, por ejemplo, no aguantarán vivos demasiado tiempo.

Para saber si los huevos están en buen estado debemos fijarnos en el color:

- Si el huevo es negro es que la larva aún se está desarrollando.

- Si el huevo es de un color verdoso es que el nacimiento de los gusanos de seda es inminente.

- Si el huevo es de color amarillo, es que el gusano ya ha salido o simplemente no fue fecundado.

Alimentación con hojas de morera

El hogar ideal para mantener el microclima necesario para los gusanos es un tupper. Mucho mejor que las clásicas cajas de cartón en las que los criábamos nosotros, colocando una servilleta o papel de cocina en la base, que habrá que cambiar cada dos o tres días.

Cuando los gusanos de seda comiencen a crecer será el momento de cambiarles de “casa”. En este caso será mejor que usemos el cartón. Una caja de zapatos será suficiente para evitar la humedad que necesitábamos anteriormente en el tupper.

En ella colocaremos también las hojas de morera para que puedan alimentarse y comenzar a criar nuevos gusanos.

En el fondo de la base también será necesario colocar papel de cocina o servilleta y, como hacíamos en los tuppers, cambiarlas cada dos o tres días.

Como comentábamos antes, será necesario alimentarlos únicamente con hojas de morera que encontraremos por nuestra ciudad, pero de forma coherente para no dañar a los árboles.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios