Cómo debe ser la jaula de un loro

Publicado por Covadonga Carrasco, 27 Sep 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Jaulas para loros

Uno de los detalles más importantes a tener en cuenta en el caso de los pájaros es la calidad de su jaula. Hoy queremos hacer hincapié en cómo debe ser la jaula de un ave muy especial, el loro.

LO QUE DEBES SABER...
  • Jaulas: sin materiales pesados ni pinturas que puedan resultar tóxicas. Tan grande como para que el loro pueda extender las alas cómodamente.
  • Cerraduras: las puertas deben estar bien cerradas para evitar que escape.
  • Bandejas y comederos extraíbles: para limpiar más fácilmente los desperdicios desde el exterior.

 

Que el loro se encuentre cómodo en su jaula es vital para que su desarrollo sea óptimo. Cuando hablamos de una buena jaula no hablamos de una jaula cara, sino de una que cumpla con todas las necesidades que tiene este tipo de ave.

 

Cuidado con la pericia del loro a la hora de abrir puertas

En cuanto al tamaño, la dimensión de la jaula de nuestro loro debe ser suficiente como para que este pueda extender de manera completa sus alas. Así podrá ejercitarse y evitaremos que se estrese y comience a dar gritos. Si no tiene espacio para moverse lo suficiente puede repercutir negativamente en su equilibrio emocional.

La jaula debe dejar libertad de visión al loro y que parte de los barrotes estén dispuestos de forma horizontal para que pueda trepar por ellos.

Hemos de tener cuidado con los cierres ya que la pericia de los loros para abrir puertas es extraordinaria y podrían escaparse con facilidad.

Lo ideal es que la jaula no esté fabricada con materiales pesados, porque son tóxicos y los loros tienden a morder los barrotes. Si es de algún color, la pintura debe ser de fijación al horno y sin plomo para no intoxicar al animal.

Comodidad ante todo

Los comederos deben ser también de acero inoxidable y es preferible que tengas acceso a ellos desde el exterior, para que el loro no use su pico como arma de defensa.

La jaula debe tener una bandeja que pueda retirarse desde el exterior para limpiar cómodamente los desperdicios. Además es recomendable que existan protecciones que eviten salpicaduras en los comederos.

Hemos de tener cuidado para evitar que el loro mueva estas rejillas o podría hacerse daño. Así conseguiremos un espacio perfecto para que el animal esté cómodo y pueda vivir feliz en el interior de su jaula.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos