Cuidados básicos para geckos

Publicado por Covadonga Carrasco, 18 Sep 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuidados del gecko

Si estás interesado en tener como mascota a un animal diferente, los reptiles pueden ser una gran opción. Si nunca has tenido ninguno, los geckos son la mascota perfecta para que te introduzcas en este interesante mundo. Hoy queremos que conozcas cuáles son los cuidados básicos para geckos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Alimentación: insectos de un tamaño menor o igual a su cabeza.
  • Carácter: dócil y agradable si no se le junta con otros machos.
  • Muda: es necesario echarles una mano para que se deshagan completamente de su piel.

 

La actividad de los geckos durante el día es prácticamente nula, comenzarás a darte cuenta de que tienes una nueva mascota cuando comience a caer la tarde y te acompañará entre 10 y 15 años, que es su esperanza de vida.

 

Ayudarles mientras mudan la piel

En cuanto a su alimentación, es similar a la de cualquier otro reptil, insectos de un tamaño igual o menor al de su cabeza. También acepta la carne, pero para dársela será necesario jugar como con los niños cuando no quieren comer, moviéndolo con paciencia con movimientos similares a los que hace un insecto.

Lo habitual es que coman durante el verano aproximadamente unos 7 insectos, mientras que en invierno con uno diario tienen suficiente, todo dependerá de su estado de hibernación.

Los geckos mudan la piel y durante este proceso es probable que dejen de comer un par de días. Aunque suelen ser autosuficientes en este proceso, es probable que requiera un poco de ayuda al final para deshacerse completamente de la piel. Para ello habrá que humedecer la zona de la piel que se va a mudar y quitársela con mucho cuidado.

Excepcionales escapistas

El terrario en el que vivirá el gecko debe tener unas medidas aproximadas de 40 x 30 cm. de base y unos 25 cm. de alto. Hay que tener cuidado porque los geckos son extraordinarios escapistas y si el terrario no está bien tapado no perderán la opción de darse a la fuga.

Es interesante incluir en el terrario una piedra calefactora de reptiles de aproximadamente unos 25W para que se encuentre a la temperatura ideal.

Aunque el carácter del gecko es bastante manso e inofensivo, no podemos olvidar que jamás hemos de meter dos machos en el interior de un mismo terrario. Si queremos meter un macho y una hembra y la hembra ha estado previamente con otro macho, hemos de esperar un poco de tiempo o el olor del anterior macho hará que puedan surgir problemas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios