Agapornis los pájaros del amor

Publicado por Covadonga Carrasco, 05 Sep 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Agapornis

Las mascotas no siempre tienen que ser perros o gatos. La falta de tiempo en ocasiones no nos permite prestarles todos los cuidados necesarios, pero si no queremos renunciar a la compañía de una mascota no hay nada mejor que elegir a una pareja de agapornis, conocidos como los pájaros del amor.

LO QUE DEBES SABER...
  • Carácter: curiosos e inquietos les encantará vigilar todo lo que pasa a su alrededor.
  • Inteligentes: no hablan pero pueden aprender juegos mediante adiestramiento.
  • Parejas: es recomendable tener una pareja, pero también pueden vivir de manera individual, aunque si se juntan serán inseparables.

 

Los agapornis reciben el sobrenombre de los pájaros del amor porque son parejas inseparables. Esta especie es tremendamente inteligente y podemos tenerlos en casa con mayor comodidad que si elegimos otro tipo de ave como los loros.

Su tamaño es mucho más pequeño y su pico, bastante más menudo, nos evitará disgustos con cables y objetos.

 

Evitar corrientes y humos

Conseguir que los agapornis se encuentren en perfecto estado de salud y felices es sencillo. Lo más importante es colocarles en un lugar en el que puedan tener una visión general de todo lo que está pasando a su alrededor y siempre recibiendo luz natural. Aunque es positivo que tengan luz natural no podemos dejarlos demasiadas horas al sol ni colocarlos en la cocina porque los humos les pueden resultar perjudiciales. Lo que también debemos evitar son las corrientes de aire, que podrían provocar problemas respiratorios y catarros.

Los agapornis son pájaros inquietos por lo que no está de más incluir, además del comedero y el bebedero propio de cualquier jaula, cilindros, ramas de árbol y juguetes para que hagan ejercicio.

Pájaros inquietos y curiosos

Si la intención es adiestrarlos para que hablen, es tiempo perdido. No se trata de pájaros habladores, pero su inteligencia les permite aprender ciertos juegos que seguro harán las delicias de las visitas. Eso sí, siempre con mucha paciencia y cariño y sin estresar y forzar a los animales.

Resulta muy positivo para su salud que de vez en cuando le saquemos de la jaula, porque como comentábamos antes, es un pájaro inquieto y curioso y estará encantado de investigar cualquier rincón de la jaula o de fuera de ella mientras hace ejercicio.

No es necesario comprar siempre dos, pueden vivir de manera individual y ser felices, eso sí, en el caso de que se adquieran dos, serán inseparables de por vida.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios