Cómo cuidar un acuario de agua salada

Publicado por canalHOGAR, 11 Jul 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Acuario agua salada

Todos sabemos que el mar es un hábitat impresionante para infinidad de especies. Si tienes un acuario de agua salada que recree, en una medida mínima, las condiciones marinas, debes tener en cuenta que el tipo de peces que habiten en su interior son muy distintos a los que podemos cuidar en la clásica pecera de agua dulce.

Pero no sólo los tipos de peces son distintos, también los cuidados del acuario cambian. Si te has decantado por una pecera de agua dulce es porque eres un experto en la materia, o bien, plantéate empezar a serlo. Te contamos las claves para cuidar un acuario de estas características.

Construye un pequeño océano

Lo primero que debes saber es que un acuario de agua salada no debe ser menor de 200 litros, es decir, si tu pecera es de menor tamaño deberás destinarla a peces de agua salada. Es importante que no llenemos el acuario de peces, ya que cada uno de ellos debe tener un espacio vital: un pez por cada 10 o 15 litros de agua. Recuerda que los peces también crecen y se reproducen, no descuides su espacio.  

Por otro lado, dadas las dimensiones del acuario y para crear un pequeño océano en condiciones óptimas, tendrás que instalar un filtro que limpie las impurezas y residuos orgánicos del agua. Además de los filtros, habrá que añadir otra serie de accesorios como los separadores de urea, y vigilar más parámetros del agua de los que suelen tenerse en cuenta en un acuario de agua dulce.

Un acuario para personas con experiencia

En realidad, los acuarios de agua salada están destinados a personas que ya tienen cierta experiencia en el cuidado de acuarios de agua dulce, ya que requieren de mucha atención, tiempo y esfuerzo. Si el agua siempre es importante en los acuarios de agua dulce, este hecho se magnifica mucho más cuando tratamos con acuarios y especies de agua salada, ya que los peces son mucho más sensibles a la densidad del agua, la temperatura, etc.

Agua de mar sintética

El agua que se utiliza en este tipo de acuario es agua de mar sintética, que se crea a base de agua del grifo añadiendo preparados comerciales de sales marinas (que incluyen las sales y oligoelementos propios del mar), pero que sin embargo no contienen los microorganismos vivos que resultan beneficiosos y que tendrán que ir creándose y colonizando el acuario poco a poco hasta lograr el acondicionamiento del agua. Comprueba diariamente que los parámetros del agua sean los correctos.

Si alguna vez se te ha pasado por la cabeza crear un acuario de agua salada cogiendo agua del mar, desecha esta idea de inicio, ya que no resultaría nada segura para los peces debido a la contaminación del agua por parte del hombre.

Si en lugar de tener un acuario con especies de agua salada eres de los que prefieren ver peces en el mar, no olvides contar estas vacaciones con un Seguro de Viajes MAPFRE con las coberturas más completas para ninguna cancelación o retraso te deje sin disfrutar de una jornada de snorkel o de una excursión de avistamiento de cetáceos, por ejemplo. ¡Tú eliges el plan, nosotros trabajamos para que nada te lo estropee!

LO QUE DEBES SABER...
  • Agua: el pH debe estar entre 8 y 8,5. Agua de mar sintética, nunca de la playa.
  • Tamaño: nunca inferior a los 200 o 250 litros.
  • Cuidados: mayor vigilancia que el agua dulce, se necesitan separadores de urea.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios