Qué hacer si un gato sufre una gastroenteritis

Publicado por canalHOGAR, 05 Jul 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Qué hacer si un gato sufre una gastroenteritis

Al igual que en los humanos, la gastroenteritis en los felinos es una inflamación del estómago y parte de los intestinos, concretamente el tracto gastrointestinal. Su origen puede estar causado por una infección bacteriana, parásitos, virus o, incluso, por una reacción a un medicamento. Si creemos que nuestro gato puede estar pasando una gastroenteritis, estos consejos nos ayudarán a cuidarle.

   ¿Cómo puedo saber si mi gato está enfermo?

Los síntomas de la gastroenteritis en gatos son muy parecidos a los que tenemos nosotros, con la salvedad de que ellos no pueden verbalizar su malestar: normalmente, se trata de molestias intestinales, diarrea y vómitos. Podremos sospechar que nuestro minino la ha contraído si observamos que los vómitos tienen espumita y un color amarillento; que después de ingerir alimentos pasa un pequeño episodio de arcadas, o si notamos que no quiere que le cojamos en brazos (lo que se debe al dolor abdominal). Además, parecerán cansados y sin apenas apetito.

   ¿Qué hacer si mi gato tiene gastroenteritis?

Evidentemente, lo primero será movilizarnos para llevarle al veterinario. Una gastroenteritis no tiene por qué ser nada grave, pero al no poder comer ni beber y estar constantemente expulsando vómitos y diarrea, corremos el riesgo de que nuestro gato se deshidrate y sufra aún más.

Por ello, es muy importante que tratemos de mantener a nuestra mascota hidratada en la medida de lo posible. El veterinario podrá indicar medicamentos que le hidraten vía oral o vía subcutánea, en caso de que la deshidratación sea muy severa. El veterinario además prescribirá el tratamiento adecuado, según la causa de la enfermedad: antibióticos en caso de que el origen sea bacteriana, por ejemplo. En caso de que se haya descartado algún tipo de obstrucción intestinal, lo más probable es que se receten medicamentos que alteren la actividad del intestino, cortando así los episodios de diarrea. Por último, el veterinario nos indicará la dieta blanda adecuada para una pronta recuperación del gato, la cual suele llevar unas 24 horas.

Con estas indicaciones, habremos cuidado de la mejor manera a nuestro felino y en poco tiempo estará como siempre. En caso de que tras 48 horas no presente mejoras significativas, deberemos llevarle de nuevo al veterinario, ya que puede que la causa sea algo más profundo. En cualquier caso, contar con un Seguro de Mascotas como el de MAPFRE nos ayudará a tener a nuestro amigo siempre en las mejores manos, cuidado como el miembro de la familia que verdaderamente es.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos