Signos de un gato feliz

Publicado por CanalHOGAR, 21 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Signos de un gato feliz

Cuando un gato se siente cómodo, seguro y querido en su entorno, te proporciona señales para indicártelo. A diferencia de sus compañeros los perros, que muestran señales más claras para expresarte su felicidad, no siempre somos capaces de percibir los signos de un gato feliz. Sin embargo, son muchas las señales que nos aportarán pistas para saber si estamos ante un gato feliz.  

Conocer los comportamientos de nuestro gato es clave para comprender mejor las necesidades y mantener el bienestar y seguridad de nuestro amigo felino. Si eres un apasionado de los gatos, seguro que recuerdas aquella célebre frase del escritor francés Víctor Hugo en la que afirmaba que “Dios creo al gato para ofrecer al hombre el placer de acariciar un tigre”… ¿quieres saber si tienes un “tigre” feliz en casa? Estos son algunos signos de un gato feliz que deberías conocer.

La cola de los gatos y el estado de ánimo

La cola es una parte muy importante para la comunicación del gato, ya que con ella indica una gran variedad de estados de ánimo. Si tu gato muestra la cola levantada con un leve movimiento relajado en la punta es indicativo de que está feliz y relajado. Por norma general, los movimientos suaves y pausados son indicativos de tranquilidad; aunque también puede estar señalando que quiere jugar, algo que, por otra parte, también muestra curiosidad y alegría en tu mascota. 

Ronroneos, maullidos y otras señales

Los gatos realizan más muestras de cariño de lo que tendemos a pensar en muchas ocasiones: frotarse con tus piernas o acurrucarse en tu regazo son una señal más de cariño y felicidad. Si el gato se frota con su frente o su nariz, es una verdadera señal de afecto.

Con el maullido también puede estar queriéndonos decir muchas cosas: un maullido agudo cuando “te habla” es una clara muestra de felicidad. A los gatitos parlanchines les gusta expresar su emoción por medio de vocalizaciones e incluso tener largas conversaciones con sus dueños. Generalmente, las vocalizaciones muy agudas y altas son sonidos de felicidad mientras que las más bajas pueden ser de frustración o demandantes.

Por su parte, los ronroneos, la mayoría de las veces, significan que están contentos, aunque recuerda que los gatos también pueden ronronear cuando tienen miedo o están heridos, algo que puedes identificar rápidamente en el animal. Si tu gato se acurruca en tu regazo y le acaricias mientras ronronea, existe una elevadísimas posibilidad que tu gato esté contento y te lo esté haciendo saber mediante este peculiar sonido.

Si se tumba sobre su espalda con las patitas estiradas te está indicando que se siente libre y sin amenazas alrededor, mientras que si se esconde o rehúye al contacto, puede ser que tu gato esté estresado o asustado. 

Vida sana, gato feliz

Recuerda que para tener un gato feliz deberías tener en cuenta una serie de consejos para su salud y bienestar. Porque, al fin y al cabo, la felicidad de un gato cuesta muy poco conseguirla…

Un gato feliz tiene rascadores

Un accesorio indispensable para fijar sus uñas, desestresarse y dejar señales visuales y olorosas al resto de felinos de la casa, si los hubiera. También es muy importante que dediques tiempo a jugar con tu gato, ya que el juego desarrolla su inteligencia pero también les ayuda a fomentar un buen comportamiento social. 

Alimentación equilibrada

Es una de las claves para que un gato sea feliz. Es muy importante no sobrealimentarle y hacerle pasar por la báscula con regularidad para evitar que supere su peso ideal. Además, el buen apetito de tu gato recuerda que es una señal más de buena salud.

Intimidad en el arenero

Un gato doméstico necesita un arenero limpio y de tamaño suficiente como para permitirle estar cómodo, pero también algo muy importante: que el arenero esté ubicado en un lugar apartado que le asegura intimidad, lejos de las miradas indiscretas de otros gatos. 

Resumiendo, un gato feliz necesita unos dueños responsables que se ocupen de sus necesidades y cuidados diarios. A cambio tendrás un incondicional amigo por mucho tiempo. Ahora que ya conoces algunos de los signos de un gato feliz recuerda que la mejor opción para que tu gato cuente con los mejores cuidados es contratar un Seguro para Mascotas MAPFRE para protegerle frente a cualquier eventualidad.     



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos