¿Es necesario bañar a los gatos?

Publicado por canalHOGAR, 27 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

 ¿Es necesario bañar a los gatos?

Cierto es que los gatos con sus propios lametazos consiguen eliminar gran parte de la suciedad que se adhiere a su cuerpo, pero este argumento no debe servir de excusa para no cuidar su aseo y salud diaria. A pesar de algunas creencias populares que afirman que los gatos odian el agua, lo cierto es que si les acostumbramos desde pequeños, los gatos pueden llegar a tolerar y disfrutar de los baños tanto como de su juguete favorito. Pero, realmente, ¿es necesario bañar a los gatos?

Si tenemos en casa un gato sano sin contacto con el exterior, el baño debe realizarse con menos frecuencia que la de un perro, ya que de lo contrario podríamos dañar los aceites esenciales de su pelaje. No obstante, no hay que olvidar que un baño de vez en cuando es necesario para proteger su salud e higiene. El cepillado, el cuidado de las uñas y el baño son tres elementos básicos para el aseo del minino que no debemos descuidar en ningún momento. Eso sí, recuerda que es en la etapa de sociabilización del gato cuando debes comenzar a educarle para el baño, es decir, entre el segundo y el tercer mes de vida.

Aunque hay gatos que toleran el agua mejor que otros, lo cierto es que debes extremar sus cuidados ante determinadas circunstancias: cuando se trate de un gato de pelo largo, cuando tenga la piel demasiado sucia y no pueda asearse por sí solo, cuando tenga parásitos, alergias o con temperaturas muy elevadas.

Además de conocer la necesidad de bañar a los gatos, la pregunta que se hacen con mayor frecuencia los dueños de estos animales es ¿pero cómo bañarles? Todo un ritual felino que debes hacer lo más llevadero y relajante posible, sobre todo, si tienes un gato muy asustadizo al agua. Te damos unos tips para que bañar al gato se convierta en una actividad de aseo e higiene divertida para todos:

   • Deja todo preparado y a mano para que no tengas que desplazarte durante el baño.

   • Si lo vas a lavarle en una bañera, utiliza una alfombra antideslizante para evitar que el animal se resbale.

   • Báñale siempre con agua tibia y utiliza un jabón específico para gatos.

   • Nunca le mojes directamente con el chorro de la ducha o de lo contrario se estresará. Empieza mojándole poco a poco con la mano, o con una esponja, y acaríciale para que vaya ganando confianza en el baño. Ten especial cuidado con la zona de la cabeza, es importante que no se le mojen mucho las orejas, ya que son zonas muy sensibles a la humedad.

   • Sécale con una toalla sin frotarla sobre su pelo para evitar que se altere. Presiona ligeramente con suavidad y dale palabras de cariño para que tu gato se sienta seguro.


Ya conoces la necesidad de bañar a los gatos y algunos trucos para hacerlo. En caso de algún desperfecto e imprevisto durante el baño, no olvides contar con un Seguro de Hogar MAPFRE con las mejores coberturas para la tranquilidad de toda la familia.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos