Frecuencia con la que debes limpiar el arenero de tu gato

Publicado por CanalHOGAR, 27 Jul 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

frecuencia con la que debes limpiar el arenero del gato

Son animales extremadamente limpios y curiosos. Son hasta coquetos. Necesitan que estés pendiente de muy pocas cosas, pero esas pocas hay que hacerlas ¿Cada cuánto? Ahora viene la explicación sobre la frecuencia con la que debes limpiar el arenero de tu gato.

Con la caja de arena de tu mascota tienes varias tareas que debes seguir al pie de la letra. Lo ideal es que cuando el gato haga sus necesidades en ella recojas inmediatamente los deshechos. Sabemos que es complicado estar vigilando en todo momento al animal, por eso conviene que eches un vistazo a la caja siempre que puedas para retirar esos residuos. Así, además de contribuir a tener un espacio para tu gato más higiénico, evitarás malos olores.

Dentro de la frecuencia con la que debes limpiar el arenero de tu gato entra el cambio de arena. Hazlo dos veces a la semana. No es suficiente con retirar los deshechos. Siempre quedan restos que se van acumulando así que con la frecuencia que te hemos indicado retira la arena, limpia bien la bandeja (recuerda evitar productos químicos), sécala muy bien y coloca nuevamente arena.  

Hay un tercer plazo que debes respetar: el cambio de la caja de arena en sí. Conviene retirarla y hacerte con una nueva cada año. Ten en cuenta que se va deteriorando, que el gato puede ir arañándola y se pueden producir pequeñas fisuras que sirvan como vía de escape de arena y otros fluidos. Evita males mayores cambiando la caja.

Recuerda las frecuencias:

- Diariamente: recoger los deshechos del gato
- Dos veces a la semana: cambiar la arena de la bandeja
- Cada año: cambiar la bandeja

Sigue estos consejos para que tu gato esté más cómodo y para evitar los malos olores. Aun así a veces no es suficiente. Por eso debes colocar el arenero en alguna zona ventilada de la casa. También puedes probar con arenas especiales con olor.

Ya conoces la frecuencia con la que debes limpiar el arenero de tu gato. Así estará cómodo él y también toda la familia. Pero no es lo único de lo que tienes que estar pendiente. A veces las travesuras de las mascotas se pagan caras. Protege los bienes de tu casa con el seguro de hogar de MAPFRE. Infórmate sobre sus coberturas, así disfrutarás con más tranquilidad de tu mascota.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos