Reparar los arañazos de tu gato en muebles

Publicado por CanalHOGAR, 23 Jul 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

reparar los arañazos de tu gato en muebles

A veces es un comportamiento inevitable y que produce daños que luego lamentas. Por eso te vamos a enseñar trucos para reparar los arañazos de tu gato en muebles, para que el amor a tu mascota sea compatible con tener tu hogar en perfectas condiciones.

Quizá la pieza con la que más se ensañen los felinos sea el sofá. Puede haber muchas razones pero nos vamos a centrar en minimizar las consecuencias. Si este mueble es de piel y el daño no es muy grande puedes iniciar la reparación cortando los restos de piel y los hilillos con una maquinilla cortapelo. Una vez limpia la superficie aplica un producto reparador de pieles con un trapo. Deja secar y repite la operación una segunda vez.

Si el daño en tu sofá de piel es más grave deberás comenzar la operación de reparar los arañazos de tu gato lijando la zona con un papel muy fino. Después rellenarás los agujeros con un producto llamado cuero líquido, de venta en tiendas de bricolaje. Una vez seca la superficie (siguiendo las instrucciones del fabricante) puedes aplicar un tinte especial para cuero.

Para sofás de tela la reparación es algo más sencilla. Te puedes ayudar de una máquina quitapelusas. De esta manera quitarás las bolitas y la tela que se ha levantado tras el arañazo. Para este tipo de reparaciones en sofás de cuero o tela es aconsejable que comiences por zonas no muy visibles a modo de prueba. Así, si generas un estropicio mayor, este no se verá y estarás a tiempo de parar.

También te podemos dar consejos para reparar los arañazos de tu gato en muebles de madera. Si estos no son muy profundos puedes recurrir a productos reparadores que encontrarás fácilmente en tiendas de bricolaje. Aplicalo con cuidado y siguiendo las instrucciones. Si el mueble es oscuro y de toque rústico puedes utilizar el betún de Judea. Para arañazos más graves tienes que lijar la zona afectada y parte de la de alrededor. Después con un producto limpiador o con alcohol mineral puedes eliminar los restos de serrín. Con un pincel fino pintarás esa zona. Como último recurso, si el daño es grande y pintar la zona afectada no disimula el estropicio puedes plantearte lijarlo por completo y pintarlo todo de nuevo.

Como ves reparar los daños de tu gato en muebles es posible, no desesperes, seguro que lo consigues. En todo caso ten en cuenta que estos no son los únicos daños que puede generar tu mascota. Existe peligro, por ejemplo, sobre aparatos eléctricos de gran valor como ordenadores o tabletas. Para esto es importante asegurar los bienes. Lo puedes hacer a través de tu Seguro de Hogar de MAPFRE, así la relación con tu mascota será menos traumática en esos momentos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos