Evitar que los gatos arañen el sofá

Publicado por Víctor Canales, 14 Abr 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer para que los gatos no arañen el sofá

Los gatos son una de las elecciones preferidas cuando se quiere tener una mascota en casa. Entre otras cosas, no es necesario sacarlos a la calle y apenas necesitan cuidados. Son animales que no dan casi guerra. Sin embargo, en ocasiones pueden tener comportamientos que pueden afectar al mobiliario del hogar, por ejemplo cuando se ponen a arañar los sofás. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Uñas: si quieres evitar que tu gato se afile las uñas en el sofá, cortaselas cuando las tenga largas. 
  • Funda: pon al sofá una funda gruesa que lo proteja de las garras de tu gato.
  • Otros objetos: ofrécele a tu gato una alternativa para afilarse las uñas como un tronco o rama gruesa.

Uno de los principales motivos que llevan a los gatos a arañar los sofás de casa es para afilarse las uñas.

 

Lo hacen para afilarse las uñas

Por eso, si quieres evitar que lo haga, puedes controlar el tamaño de sus uñas, de manera que, cuando veas que las tiene ya demasiado largas, se las cortes. Esto probablemente hará que tu gato no tenga necesidad de arañar el sofá con este objetivo. Algo a tener en cuenta cuando vayas a cortarle las uñas a tu gato es utilizar unas tijeras adecuadas para esta tarea, para no hacerle daño.

Si aun así tu gato continúa arañando el sofá, puedes optar por cubrirlo con una funda gruesa para que sus uñas no puedan atravesarlo. Intenta que sea lo más pegada y ajustada posible al tamaño del sofá para que tu gato no pueda meterse dentro.

Haz que tu gato se aleje del sofá

Si estas medidas no son suficientes para evitar los arañazos en el sofá, la única alternativa es hacer que tu gato no quiera acercarse a él para arañarlo. En este caso tienes dos alternativas: la primera es buscar un objeto que le pueda servir como sustituto del sofá para afilarse la uñas. Una buena opción es un tronco o una rama gruesa. Para que surta el efecto deseado, debes enseñarle a tu gato desde pequeño a afilarse las uñas ahí en vez de utilizar el mobiliario de tu casa. No es un remedio 100 % efectivo, pero no pierdes nada por intentarlo y, si consigues que funcione, te ahorrarás tener que comprar un sofá nuevo. La otra posibilidad, algo más radical, es echar algún tipo de producto que haga que tu gato quiera mantenerse lejos del sofá y, por tanto, no lo arañe. Por ejemplo, puedes usar un espray con olor a limón, ya que los gatos lo odian y tu mascota querrá estar aparatada de él.

Puedes utilizar cualquiera de estos consejos o, incluso, varios a la vez si por separado no resultan efectivos.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de mascotas, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

cristinalpez354 comento el 14/04/2015 a las 11:38

La verdad es que es una auténtica faena que los gatos se afilen las uñas en el sofá o en las cortinas. El truco está en evitar que se acerquen a esos lugares y cortar sus uñas a menudo.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos