Repelente casero para ahuyentar a los gatos de algunos muebles

Publicado por Covadonga Carrasco, 04 Feb 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer repelente casero para gatos

Los gatos son animales adorables, un miembro más de la familia. Sin embargo, no es agradable el olor de sus necesidades y mucho menos si además no las hacen en el lugar que deberían, la cajita de arena destinada para ello.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cítricos: el olor de los cítricos es el peor enemigo de los gatos, para ellos es un aroma muy desagradable que hará que se mantengan alejados de nuestros muebles.
  • Olor: el desagradable olor de las necesidades de nuestro gato puede ser evitado con un repelente para gatos, que le hará alejarse de los muebles y hacer sus necesidades en su caja de arena.
  • Repelentes: elaborar un repelente casero para gatos es muy sencillo, probablemente tendremos todos los ingredientes en la despensa de nuestra casa.

Para evitar que nuestro gato decida marcar toda la casa y el olor se convierta en insoportable, no hay nada mejor que preparar un repelente casero para espantar a los gatos de los muebles.

 

Ingredientes para preparar el repelente casero para gatos

Los productos que necesitaremos para prepararlo son muy normales, es probable que incluso los tengamos en la despensa de nuestra casa. Son los siguientes:

-Canela

-Romero

-Lavanda

-Vinagre

-Aceite esencial de naranja

Lo primero que habrá que hacer es mezclar tres cucharadas de cada uno de estos ingredientes: lavanda, canela y romero, y ponerlo en 750 ml de agua hirviendo. A continuación cubriremos el recipiente en el que hemos hervido la mezcla y lo dejaremos reposar durante al menos 8 horas.

Olores muy desagradables para los gatos

Pasado ese tiempo, meteremos el líquido en un bote (preferiblemente que sea espray) colando la mezcla con una gasa limpia.

Una vez colado el líquido, le añadiremos ¾ de una taza de vinagre con 15 gotas de aceite de esencia de naranja. Cerraremos el bote y lo agitaremos para que se mezcle todo bien. El siguiente paso será rociar los muebles para que nuestro gato no vuelva a hacerse sus necesidades alrededor de ellos.

Pero también podemos conseguir que nuestro gato se mantenga alejado colocando café molido o cáscaras de limas y limones frescos cerca de los lugares a los que no queremos que se acerque. Estos elementos tienen un olor muy fuerte que no les gusta en absoluto a los gatos, lo que nos ayudará a que se lo piensen dos veces antes de acercarse.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos