Proteger a los gatos del frío

Publicado por Cristina Yáñez, 30 Dic 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuidado de los gatos con frío

Cuando llega el frío del invierno una duda que les surge a los que tienen gatos es cómo influyen las bajadas de temperaturas en el felino. Es importante saber que a los gatos no les gusta demasiado el frío, por lo que conocer los siguientes conceptos es fundamental.

LO QUE DEBES SABER...
  • Sensibilidad: los gatos son más vulnerables al frío que nosotros, por lo que hay que prestarles más atención cuando hay bajas temperaturas.
  • Precaución: hay que tener en cuenta el pelo y la edad del gato, y prestar especial atención a los que ya están enfermos.
  • Consejo: abrigarles o mantener una temperatura agradable en casa.

Los gatos suelen ser muy frioleros, de hecho son más sensibles a los cambios de temperaturas que nosotros. En estas épocas del año duermen más de lo habitual, buscan los lugares más cálidos del hogar y salen menos de casa.

 

La sensibilidad de los gatos hacia el frío

Para que el minino no enferme, hay que tener en cuenta una serie de factores, la raza del gato, su edad, si ya sufre otra enfermedad que baje sus defensas... y por lo tanto, tomar ciertas precauciones. Los gatos, como pasa con otras mascotas, a veces necesitan cuidados especiales. Por ello, un seguro para mascotas nos ayudará a que su salud siempre sea la mejor. 

Los felinos en general no suelen tener muy buena relación con el descenso de las temperaturas, pero también es cierto que hay gatos más sensibles que otros, y esto depende de ciertos condicionantes.

En primer lugar, las razas de escaso pelaje e incluso ausente, son más propensos a sufrir cuando baja la temperatura, por lo que hay que proporcionarles ropa de abrigo o mantas para alejarles del frío. Lo importante es cubrirles el lomo.

También es importante la edad del gato. En este sentido, el grupo de mayor riesgo está conformado por cachorros, gatos jóvenes y mayores de siete años, ya que su sistema inmunitario no está tan preparado, y por lo tanto, son más vulnerables al frío que los adultos. A todos hay que abrigarles prestando especial atención a su alimentación.

Por último los gatos enfermos, este es el grupo más sensible por sus bajas defensas. Con la llegada del frío su enfermedad podría empeorar o podrían adquirir otra que empeore su estado. Hay que vigilar más a los gatos con afecciones articulares o locomotoras, pues el frío afecta especialmente a estas enfermedades.

Consejos para evitar el frío

Lo ideal es que el gato se quede en casa durante estas temporadas tan frías, por lo que hay que ambientar el hogar de manera que pueda moverse y descansar en varios lugares que le aporten calor y comodidad. En el caso de que al gato le guste salir, habrá que proporcionarle ropa de abrigo y más alimento, pues consumen más energía para mantener la temperatura corporal.



Comentarios (1)

pedromuoz720 comento el 30/12/2014 a las 12:12

La raza de mi gato es persa por lo que en invierno le dejo el pelo largo para que le cubra del frío.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos