Cómo tratar la sarna en gatos

Publicado por Patricia Arroyo, 12 Mar 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo afecta la sarna a los gatos

En otra ocasión ya os hablamos de la sarna y sus consecuencias en los perros. Sin embargo, esta vez queremos hablaros de cómo afecta esta enfermedad de la piel a los gatos

LO QUE DEBES SABER...
  • Síntomas: fuerte picor, irritación de la piel, aparición de rojeces, inflamación de la piel, costras y pérdida de pelo. 
  • Tratamiento: inyección o ingesta de medicamentos recetados por el veterinario.
  • Prevención: extremar la higiene del gato y desinfectar sus accesorios.

La sarna es una de las enfermedades de la piel que pueden padecer los gatos; y es originada por un ácaro denominado Notoedres cati.


Cómo afecta la sarna a los felinos

El ácaro puede afectar a la piel de prácticamente todo el cuerpo del animal, sobre todo a la cabeza y abdomen, provocando fuertes picores. Por tanto, si observamos que nuestra mascota está continuamente rascándose estas zonas, posiblemente sea un síntoma de sarna.

Otro de los síntomas que presentan los gatos que padecen sarna es que no tienen apetito y por tanto comienzan a adelgazar. Cuando la sarna se extiende y se acentúa, la piel del animal se irrita, aparecen rojeces y se inflama. Además, veremos cómo existen ciertas áreas sin pelo donde se crearán costras de color amarillento. La pérdida de pelo suele iniciarse por la zona de las orejas y se extiende hacia la cara y el cuello, pasando al abdomen y patas.

Por tanto, si detectamos algunos de estos síntomas debemos acudir inmediatamente al veterinario, pues otro de los problemas que tiene esta enfermedad es que es contagiosa para las personas, normalmente por contacto físico. Aunque es cierto que la sarna no nos provocará los mismos efectos que a los felinos.

El veterinario nos podrá confirmar si se trata verdaderamente de sarna o de otro trastorno que afecta a la piel del animal, como ocurre con el estrés o un desequilibrio alimenticio.


Tratamiento y prevención de sarna

Para intentar combatir estos ácaros debemos extremar la higiene de nuestro gato con champús o jabones especiales antiparásitos. Además, deberemos bañar al animal entre dos y cuatro veces por semana con un champú antiséptico. Lo recomendable, para no dañar su piel, es no utilizar toallas para secarle sino que lo más adecuado es que se seque al aire libre.

Al ser una enfermedad contagiosa debemos mantener aislado al animal de otras mascotas que tengamos en casa y desinfectar todos los juguetes y accesorios que utilice. También es recomendable que, cada vez que manejemos a nuestra mascota, nos lavemos las manos con agua y jabón para evitar un posible contagio. 

El tratamiento más adecuado ante un caso de sarna es la inyección o ingesta de medicamentos que serán recetados por nuestro veterinario.



Comentarios (1)

mariagarcia421 comento el 12/03/2014 a las 12:46

Nunca he visto la sarna en gatos, creía que era cosa más de perros, pobrecitos. ¡Lo bueno es que tiene arreglo!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos