El tímido gato somalí

Publicado por Patricia Arroyo, 11 Feb 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

El gato somalí, un gato tímido

Si alguna vez os encontráis con un gato somalí, lo primero que pensaréis es que en cualquier momento va a saltar sobre vosotros, debido a su dorso arqueado y su aspecto salvaje. Pero todo lo contrario, el gato somalí es bastante tranquilo y tímido.

LO QUE DEBES SABER...
  • Variedades: según el pelaje nos encontramos con el somalí azul, somalí rojo y somalí dorado.
  • Carácter: es un gato tímido, desconfiado, juguetón e inteligente. 
  • Cuidados: especial cuidado en las épocas de invierno, pues no soporta las bajas temperaturas.

El gato somalí tiene su origen en Inglaterra y surge por la mutación sufrida en el pelo largo del gato abisinio a principios del siglo XX.  Fue en el año 1960 cuando los canadienses y americanos comenzaron a llamarle somalí, pues se cree que el gato abisinio procede de Somalia.

 

Características físicas del gato somalí

El cuerpo de un gato somalí es de tamaño mediano o grande. Los machos llegan a pesar en torno a los 7 kg mientras que las hembras tienen un peso máximo de 5 kg. Por esta razón poseen un cuerpo fuerte, robusto, largo y esbelto.

El gato somalí tiene unas patas largas, delgadas y bastante finas. La cola también es fuerte y larga con forma de plumero. Tienen una cabeza redonda con orejas anchas y bastante puntiagudas, y un hocico alargado. En cuanto a los ojos, estos son muy grandes con forma almendrada y de color verde, cobre o dorado.

Si hablamos de su pelaje, podemos decir que es bastante suave y largo. Existen tres tipos de variedades según el pelaje dentro de la raza somalí. Así, encontramos el somalí azul, con un tono azulado grisáceo y algunas franjas más oscuras; el somalí dorado, con colores marrones y anaranjados; y el somalí rojo, que tiene un pelaje de color rojizo y salpicaduras de color marrón. Este último es el más parecido al abisinio.

La raza somalí suele tener una camada de 4 cachorros como máximo. Estos gatitos crecen lentamente y alcanzan su color y tamaño definitivo al año y medio o dos años.

 

Comportamiento y carácter del gato somalí

Si tenemos que definir cómo es el gato somalí, podríamos decir que es un gato inteligente y con un carácter muy parecido al abisinio. Aunque son gatos tímidos, sí que les gusta mantenerse activos y son juguetones. Hay que tener especial cuidado con ellos en las épocas de invierno, ya que son vulnerables a las bajas temperaturas.

Es un gato tímido que tarda en coger confianza, por lo tanto habrá que tener paciencia hasta que decida mostrar señales de afecto.



Comentarios (1)

martincp118 comento el 11/02/2014 a las 12:46

Nunca he tenido un gato somalí, pero parecen muy bonitos y me atrae mucho como próxima mascota.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos