Evitar los hongos en los gatos

Publicado por Cristina Yañez, 04 Dic 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Hongos en la piel de los gatos

La salud de nuestro gato siempre nos preocupa, por eso debemos estar pendientes ante cualquier cambio o anomalía en su estado físico y comportamiento. Hoy os vamos a enseñar cómo podéis evitar la presencia de hongos en los gatos y cómo actuar en tal caso. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Evitar los hongos: mediante una higiene óptima del gato, una buena alimentación y la exposición al sol.
  • Contagio: para evitar el contagio a personas o animales debemos mantener a nuestro gato aislado, así como desinfectar sus juguetes y utensilios.
  • Síntomas: al gato le faltará pelo en algunas partes de su cuerpo y se lamerá continuamente las zonas afectadas por los hongos.

 

La presencia de hongos en los gatos se conoce como dermatofitosis. Se trata de una infección cutánea, muy contagiosa y que es provocada por diferentes tipos de hongos, aunque el más común es el llamado microsporum canis

 

Tratar los hongos en los gatos

Para evitar esta enfermedad debemos mantener a nuestro gato bien limpio, una buena higiene es muy importante. Además, debemos controlar su alimentación, ya que el desequilibrio alimenticio y la falta de nutrientes son unas de las primeras causas de aparición de hongos. También debemos exponer al gato al sol, pues la luz solar es buena para su piel.    

Si aparecen hongos en nuestro gato, para evitar el contagio a las personas o a otros animales de la casa la primera medida que debemos adoptar es manterle aislado. Debemos maximizar su higiene, desinfectar todos sus accesorios como cepillos y toallas así como juguetes para que no exista posibilidad de contagio. Y por último, es recomendable acudir al veterinario para que nos indique cómo tratar los hongos.

Siempre debemos utilizar guantes protectores a la hora de manejar al gato para que no exista contacto directo con nuestra piel.  

Síntomas de los hongos

Uno de los síntomas que podemos observar en nuestro gato es la ausencia de pelo en algunas zonas de su cuerpo, así como anomalías en su comportamiento, como picores continuos y ver que se lame la zona de los hongos. Esta infección afecta al pelo, la piel y las uñas, pero la cara, las orejas y las extremidades suelen ser las zonas más perjudicadas por la presencia de hongos.

Cuando detectemos alguno de estos síntomas debemos llevar a nuestro gato al veterinario, pues será quien se encargue de establecer las medidas necesarias para recetar un tratamiento antihongos. Su cura puede llevarse a cabo a través de medicamentos orales, jarabes o por contacto directo con su piel mediante cremas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos