El asma felino

Publicado por Cristina Yañez, 09 May 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

El asma en gatos

No solo las personas sufrimos enfermedades respiratorias, nuestras mascotas también pueden verse afectadas. Concretamente el asma es una de las principales patologías broncopulmonares que sufren los felinos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Enfermedad: el asma felino es una enfermedad crónica en el caso de los gatos.
  • Causas: suele producirse a consecuencia de alergias, procesos víricos y bacterianos.
  • Tratamiento: los inhaladores para gatos son el remedio más recomendado.

 

El asma felino no tiene por qué suponer grandes trastornos o consecuencias para el animal si se trata a tiempo y de la manera adecuada.

 

Causas y síntomas

El asma felino, también conocido como bronquitis pulmonar o alérgica es una enfermedad que afecta sobre todo a gatos de entre 2 y 8 años, y aunque se da en todas las razas, los siameses son los más propensos a padecerla.

Esta patología se da como consecuencia de una inflamación de los bronquios, que provoca el estrechamiento de las vías respiratorias y dificulta la respiración del animal. Puede estar provocada por procesos alérgicos, víricos o bacterianos, pero en la mayoría de las ocasiones se da como consecuencia de la exposición a irritantes ambientales, como el humo, los aerosoles o los productos de limpieza.

Los síntomas que pueden ayudarnos a detectar esta enfermedad en los felinos son parecidos a los de las personas, tos seca, dificultad respiratoria o sibilancia (silbido al respirar). Estos síntomas pueden producirse de manera continua o estacional, e incluso en ocasiones pueden presentarse cuadros agudos de asma, en los que hay que acudir al veterinario con mucha rapidez para evitar poner en riesgo la vida del animal.

Muchas veces se puede confundir con los síntomas provocados por una bola de pelo, lo que hace que mucha gente no le preste la atención necesaria y esto dificulta su diagnóstico.

Diagnóstico y tratamiento

Para realizar un diagnóstico correcto y asegurarnos de que se trata de esta enfermedad, hay que someter al gato a una serie de pruebas que solo puede realizar un profesional. Entre ellas se encuentra la radiografía de tórax para conocer el estado de las vías respiratorias y también el análisis de sangre y heces para descartar que se trate de otro tipo de problema.

El asma felino es una enfermedad crónica, que al contrario de lo que sucede en otros animales, casi nunca es reversible.

El tratamiento más común es el medicamento por vía oral, que dependiendo del grado de la enfermedad puede ser que se necesite una dosis continuada o solo durante los ataque de asma.

Los inhaladores para gatos son el remedio más efectivo, que aunque hasta el momento no se han usado demasiado, cada vez son más los veterinarios que los recomiendan a sus pacientes.

Siempre que detectemos alguno de estos síntomas en nuestra mascota deberemos acudir al veterinario de inmediato para poner un tratamiento y evitar que la situación empeore.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos