Manx, el gato sin cola

Publicado por Covadonga Carrasco, 14 Mar 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Manx el gato sin rabo

A pesar de su aspecto exótico por no tener cola, el manx es un gato doméstico muy similar al resto de gatos a los que estamos acostumbrados.

LO QUE DEBES SABER...
  • Genética: la mutación de un gen es el motivo por el que estos gatos no tienen rabo.
  • Cría: es complicado, porque los resultados suelen ser en su mayoría crías deformes que no sobreviven mucho tiempo.
  • Carácter: son inteligentes, cariñosos y grandes cazadores considerándose en ocasiones como los gatos-perro.

 

El origen de la raza manx proviene de los gatos que en la isla de Man, en el mar de Irlanda, naufragaron en el interior de algunos barcos.

 

Múltiples leyendas sobre su origen

El hecho de que no tengan cola es debido a una mutación genética fácilmente transmisible al vivir en un medio cerrado y sin mezclarse con otras razas. Esta mutación no es la única que sufrió esta raza, sino que también se produjo otra que provocó el crecimiento del cabello del animal.

Son muchas las leyendas que corren alrededor de este gato, como por ejemplo que fue Noel el que le cortó el rabo al llegar a la puerta del arca. Otra historia sobre estos gatos es que al nacer, eran las propias madres las que se lo cortaban para evitar que los soldados se los arrancaran y las colgaran en sus escudos.

La raza cymric y la raza manx son las únicas que carecen de cola y son unas razas complicadas de criar, ya que esta deformación afecta a toda la columna vertebral lo que puede provocar daños graves en las camadas que, a menudo, son gatitos deformes que mueren al poco tiempo de nacer.

Afectuosos, cariñosos y equilibrados

Existen dos tipos de gato manx: el norteamericano y el inglés. Los primeros son cortos, cuadrados y robustos, mientras que los segundos son mucho más estilizados y delicados.

Su pelaje es corto pero espeso y suave. Podemos encontrarlo de varios colores, sombreados, rayados y particolor.

En cuanto a su carácter, los gatos pertenecientes a la raza manx son muy inteligentes y equilibrados. Especialmente afectuosos como los siameses, los cartujos o los abisinios llegan a llamarse los gatos-perro, pudiendo convivir a la perfección con niños y otras mascotas.

Corren de una manera similar a los conejos y son longevos. También poseen grandes reflejos al ser excelentes cazadores.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos