Los cinco sentidos del gato

Publicado por Covadonga Carrasco, 23 Ago 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Sentidos gatos

El gato pertenece a la familia de los felinos y si algo podemos decir de ellos es que son cazadores natos. En su naturaleza el instinto de caza es tremendamente importante aunque sean gatos domésticos y sus cinco sentidos están íntimamente relacionados con esto.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tacto: gran sensibilidad a la vibración.
  • Vista: tienen un gran sentido de la vista y un amplio campo de visión, además se ayudan de los bigotes y el pelo para ver de noche.
  • Gusto: no reconocen los sabores dulces.
  • Olfato: capaces de saborear olores gracias al órgano de Jacobson.
  • Oído: detecta sonidos imperceptibles para el ser humano. Reacciona al tono en el que se le habla.

 

Hoy queremos hacer un repaso por los cinco sentidos del gato para que conozcas mejor a este maravilloso animal.

El primer sentido que cabe destacar de los gatos es sin duda la vista. Estos felinos son capaces de ver incluso con luz muy baja ya que sus ojos están preparados para adaptarse a cualquier tipo de luminosidad. Además su campo de visión es mucho mayor que el del hombre debido a su instinto de cazador, lo que le permite ver los movimientos de sus presas.

En cuanto al oído, es especialmente agudo, capaz de detectar sonidos completamente imperceptibles para el ser humano.

 

Capaces de reconocer su propio nombre

Un gato puede reconocer su nombre y algunas palabras, pero sobre todo reacciona al tono en el que se le habla.

Si hablamos del olfato de los gatos, es de lo más importante para su supervivencia, ya que tienen un gran sentido de la territorialidad y lo marcan con olores que sirven para advertir a otros felinos que es mejor que no pasen por allí porque ese es su sitio.

Pero el gato además tiene un órgano adicional, el órgano de Jacobson, en la parte interior y superior de la boca, que le permite recoger los olores del aire sobre la lengua y después al apretarla sobre este órgano, puede saborear dichos olores.

El carácter de los gatos es bastante especial y como no podía ser de otra manera su sentido del gusto también.

Extrema sensibilidad a las vibraciones

Un gato resulta muy selectivo, es capaz de detectar cualquier aditivo en su alimento. Los cachorros de gato nacen con muy buen paladar, pero el sentido del gusto va decayendo con el paso del tiempo. De ahí su fama de delicados a la hora de comer.

Las papilas gustativas de los felinos están en la punta, los lados y la base de la lengua, pero no pueden detectar los sabores dulces. La lengua del gato es tan sensible como la piel de la nariz y las almohadillas plantares, debido a la gran cantidad de extremos de nervios sensitivos que tiene.

Y como sentido final hablaremos del tacto, probablemente uno de los más importantes. El gato tiene una alta sensibilidad al tacto. Utilizan los bigotes y los pelos “sensores” para ayudarse en la visión nocturna. Lo mismo sucede con las almohadillas plantares que les permiten detectar cualquier tipo de vibración por mínima que sea.

 

TE AYUDAMOS A PROTEGER A TU MASCOTA. Más información



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos