Inicio  /  Mascotas  /  Fluidoterapia para mascotas

Fluidoterapia para mascotas

4 minutos | ¿Qué es la fluidoterapia? ¿Cuándo debe utilizarse? ¿Puedo ponerla en casa?

La fluidoterapia en perros y en gatos es una terapia de soporte. Consiste en administrar por vía parenteral, que suelen ser intravenosa y subcutánea las más utilizadas, fluidos para compensar los desequilibrios producidos por una patología. Es decir, “Intentar compensar lo que se ha descompensado”.

El contenido total de agua en el organismo es aproximadamente un 60% del peso corporal. El agua se encuentra distribuida por todo el organismo.

Los fluidos se pierden de manera fisiológica y el organismo es capaz de compensarlos, ahora pondremos ejemplos, pero cuando estas pérdidas son superiores a la ingesta, entonces comienza una deshidratación, que solo será corregida mediante un plan de fluidoterapia, de forma intravenosa, que es lo ideal.

  • Vía renal: de manera normal, mediante la orina, los gatos y perros tienen pérdidas que compensan con la ingesta de agua, por eso si no beben, se deshidratan.
  • Vía digestiva: en las heces también hay pérdida de agua. Éstas se multiplican en caso de que tengan vómitos o diarrea. Al haber más pérdidas que ingesta, se descompensa y el animal vuelve a deshidratarse.
  • Pérdidas insensibles: aquí englobamos todas aquellas que no percibimos, pero que se consideran pérdidas de agua:

Perecen pérdidas insignificantes, pero en ocasiones pueden ser las peores. Por ejemplo, un perro que en pleno verano tiene un golpe de calor, su temperatura puede llegar a ser de 40-41 grados.

Cuando jadea para intentar termorregular, sus pérdidas serán tan exageradas que, si no se instaura fluidoterapia intravenosa de manera urgente, el animal se deshidratará.

Definimos el término deshidratación cuando la pérdida de fluidos en el organismo es superior a la ingesta.

¿Por qué se puede deshidratar mi perro o mi gato?

Tit: Fluidoterapia en animales de compañía

Alt: Cachorro de perro labrador acurrucado con cachorro de gato atigrado.

  • Simplemente por reducir la ingesta de agua.
  • Por aumento de las pérdidas, como comentábamos anteriormente.
    • Vómitos o diarreas.
    • Jadeo excesivo, golpes de calor…
    • Problemas renales en los que aumenta la cantidad de orina. Si el perro o gato no ingiere lo mismo que pierde, se deshidratará.

¿Cómo sé que está deshidratado y necesita fluidoterapia?

  • No come ni bebe.
  • Tiene apatía y decaimiento.
  • Su piel y encías están secas en vez de brillantes y húmedas.
  • Tiene sed que progresa según avance la deshidratación.
  • A veces orinan poco o nada.

Estas manifestaciones clínicas de deshidratación implican que el perro o gato necesita fluidoterapia para compensar sus pérdidas. No solucionará su patología, pero mantendrá su situación estable mientras se hagan las pruebas oportunas para valorar cuál es la causa.

¿Qué soluciones existen para fluidoterapia?

Existen 3 grupos de soluciones usados en veterinaria:  los cristaloides, coloides y sangres/derivados. Los más utilizados son los cristaloides.

Dentro de este último, hay dos que serán los más utilizados en las clínicas veterinarias para los planes de fluidoterapia:

  • Suero fisiológico (Na CL 0.9%)
  • Ringer lactato

¿Cuánto suero hay que poner?

Cuando un paciente llega a la clínica y está deshidratado, se plantea hospitalizar o bien de día o 24 horas, en función de la patología y de si se trata de una clínica o de un hospital.

Una vez se tiene en cuenta la patología y las pérdidas que ha tenido el perro o gato, el peso, edad y otros valores, se calcula su propio plan de fluidoterapia.

No necesitará la misma cantidad de suero un perro de 30 kilos con vómitos y diarreas que un cachorro de 2 kilos, por ejemplo. Tampoco se utilizará el mismo suero, dependerá de sus valores analíticos para estimar en cada caso cual suplementa mejor sus necesidades.

Para ello, se tienen en cuenta los siguientes parámetros:

  • Si está deshidratado y cuánto.
  • Pérdidas que ha tenido el animal: solo 1 vómito, 5 vómitos y 3 diarreas, o sólo diarreas etc.
  • Cantidad de orina.
  • Si bebe agua o no.
  • Historia clínica: adulto, cachorro, desde cuándo padece estos síntomas…
  • Datos analíticos: estos nos pueden ayudar a ver cuánto de deshidratado está y ver el resto de órganos, proteínas, hematocrito…

¿Cómo se pone el suero?

Existen varias formas de instaurar suero. En función de la patología y del estado del animal, el veterinario elegirá cuál es la mejor manera para cada caso.

Vía oral

Sólo podría utilizarse en animales que no presenten ni vómitos ni diarreas, y siempre que coman y beban sino está opción no es viable.

Vía subcutánea

Tiene una absorción lenta. Nos sirve para poder ponerla en casa una vez que el perro o gato esté más estable y siempre que nuestro veterinario nos haya dado pautas de cómo, cuánto, dónde y qué instaurar a nuestro animal.

Hay patologías como la insuficiencia renal en gatos, que ayuda bastante ponerla en casa 2-3 días a la semana de manera subcutánea y siempre siguiendo las pautas del veterinario, pero no sirve en casos en que necesites restaurar la deshidratación de manera rápida.

Vía intravenosa:

Es la vía de elección siempre, porque nos permite:

  • Administrar, además de fluidoterapia, fármacos, evitando su paso por el digestivo.
  • Administrar grandes volúmenes en poco tiempo.
  • Es muy rápida, pero siempre debe ponerla un veterinario o auxiliar, para evitar que se extravase o que se infecte la zona de inyección y provocar una flebitis. No debe ponerse en casa.

La fluidoterapia es un soporte muy agradecido, a veces nos llevamos las manos a la cabeza cuando nos plantean hospitalizar a nuestro perro o gato, pero realmente no tenemos en cuenta todo lo anterior y los problemas secundarios que pueda ocasionar una deshidratación severa.

Las ventajas de la fluidoterapia son tales, que no deberíamos esperar si el veterinario nos plantea que nuestra mascota lo necesita.

En MAPFRE, existe un Seguro de Mascotas con una amplia cobertura. Por eso, si tienes dudas sobre cómo tratar a tu mascota, lo mejor es consultar a nuestros especialistas.

Gema García Quintero

Veterinaria

2020-07-10T10:53:38+00:0023 junio, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.