Amigo invisible: regalos hechos a mano

Publicado por canalHOGAR, 30 Dic 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

regalos amigo invisible

Tazas con mensajes, tarros decorados o marcos hechos con malla de gallinero. Descubre todo lo que puedes crear con tus manos para sorprender a tu amigo invisible.

Uno de los juegos navideños más populares es el amigo invisible, una tradición cada vez más arraigada que consiste en el intercambio de regalos sin que los receptores sepan de quién procede. Ahí está la magia. Aunque su origen no está muy claro, los expertos señalan que esta costumbre comenzó a finales del siglo XIX en Venezuela. Por aquel entonces, las damas venezolanas, casadas o comprometidas, no podían tener amigos íntimos y mucho menos recibir regalos de ellos, ya que estaba mal visto por la sociedad. Es por esto que optaron por hacer regalos anónimos en las reuniones entre amigos. Se ponían todos los presentes sobre una mesa y se iban dando al azar. De esta manera, se desconocía la procedencia y, por tanto, las damas no eran objeto de habladurías.

Aunque en la mayoría de los casos se suele regalar un objeto comprado, muchos son los que optan por intercambiar cartas firmadas con pseudónimo en las que se hace una confesión sincera sobre lo que se siente por la persona destinataria de la misiva. Otras veces se realiza un intercambio de regalos hechos a mano, con el incentivo de que estos están mucho más personalizados y son más creativos. Si tú eres de esta última opción, te damos algunas ideas para que triunfes con tu amigo invisible.

 

Un amigo invisible muy dulce

 

Estos tarros de cristal decorados son una idea genial para esos amigos amantes del dulce. Además, cuando el contenido desaparezca podrán seguir usando su frasco como objeto decorativo o como recipiente en la mesa de trabajo. Necesitarás unos animales pequeños de plástico, tarros de vidrio con tapa, pistola de silicona caliente y pintura en spray.

Aplica la silicona en las patas de uno de los animales y pégalo en la parte superior de la tapa de uno de los botes. Cuando se haya secado, pulveriza el spray de pintura sobre el animal y la tapa. Por último, llena el tarro con dulces, bombones, caramelos, etc. y tápalo.

 

Maceta vintage

 

Si tu amigo invisible es un apasionado de las plantas, este regalo le encantará. Necesitas una maceta de barro –cuanto más vieja y estropeada, mejor-. Dale una mano de chalk paint de color blanco, sin perfeccionar mucho el trazo. Para darle ese aspecto vintage lo ideal es que quede alguna esquina sin pintar.

Cuando se haya secado, elige una plantilla de stencil de letras o dibujos, y con chalk paint en algún tono arena, rellena la silueta. Para que no se hagan borrones, puedes hacerlo mojando ligeramente una esponja en la pintura y después dando golpecitos con ella sobre el stencil.

Cuando se haya secado, pon tierra y una planta bonita.

 

Camiseta personalizada

 

Elige una frase que defina a tu amigo invisible, una imagen de su película o grupo de música preferido, o cualquier otro detalle que sepas que le va a encajar.

Una vez que tengas tu diseño, imprímelo en espejo (al revés) y llévalo a una fotocopiadora que utilice máquinas láser para que te saquen una copia. El tipo de tinta usado en estas máquinas es la que sirve para hacer trabajos de transferencias.

 

Ya tienes tu papel transfer casero. Ahora hay que trasladar la imagen a la tela. Extiende la camiseta sobre una superficie plana y pon el papel sobre ella –con el lado tintado hacia la camiseta- y fíjalo con celo. Moja un bastoncillo de oídos en disolvente y ve aplicándolo sobre el papel. Esto hará que la tinta se fije en la tela. Eso sí, debes realizar esta operación en una habitación bien ventilada, ya que los gases que emanan del disolvente son tóxicos. Cuando el papel quede casi transparente, es que ya está listo para ser retirado.

Deja secar la prenda, plánchala del revés y métela en la lavadora con el programa normal. Ya está a prueba de lavados y lista para envolverla y regalarla.

 

Marco multifotos

 

Para ese amigo que está redecorando su casa, este DIY le va a venir muy bien. Necesitas cuatro listones de madera y un trozo de malla de gallinero (la encontrarás en ferreterías). Corta los listones de madera de la medida que quieras tu marco, usando un inglete para hacer las esquinas. Aplica cola blanca en los extremos y pégalos haciendo presión. Si quieres, puedes poner clavos para reforzarlo.

A continuación, corta la malla de gallinero con la medida del marco, usando alicates para cortar los alambres. Ponlo por la parte de atrás del marco y grápalo a la madera. Selecciona varias fotos y cuélgalas de la malla con unas mini pinzas de madera.

 

Libreta artesanal

 

Junta varias cuartillas y dóblalas por la mitad. Para las tapas, necesitarás una cartulina en un color flúor también de tamaño cuartilla. Dóblala por la mitad y ponla sobre los papeles. Si tienes una grapadora larga, grapa por el centro. Si no, cose con aguja e hilo las hojas. Después, decora las tapas pegando sobre ellas pan de oro. Puedes hacer formas geométricas o el diseño que más te guste. Y ya tienes una libreta totalmente artesanal para que tu amigo invisible apunte sus mejores ideas.

 

Tazas con mensajes

 

¿A tu amigo le gustan las tazas con mensajes positivos para alegrarle las mañanas? Pues con este DIY vas a dar en el clavo. Solo necesitas una taza de cerámica blanca o de un color uniforme, un rotulador permanente para porcelana, un lápiz y un papel. Empieza creando la plantilla que quieras plasmar en la taza. Una vez hecho, dale la vuelta al papel y pinta toda la parte trasera con el lápiz. A continuación, fija la plantilla a la taza con un poco de celo y comienza a repasar el dibujo. El grafito del lápiz se quedará en la taza como si de un papel de calco se tratase. Retira la plantilla y repasa las líneas de lápiz con el rotulador permanente.

Para que la taza se pueda meter en el lavavajillas sin que se borre el dibujo, hay que dejarla secar al menos 24 horas. Pasado ese tiempo, horneamos la taza a 150 grados durante 35 minutos. Con esto, ya se puede lavar sin problemas.

Si no tienes claro qué mensaje escribir en la taza, puedes optar por pintar la superficie con pintura de pizarra para porcelana. Así tu amigo solo tendrá que usar una tiza para escribir su propio mensaje.

Con estas ideas, seguro que encuentras algo para sorprender a tu amigo invisible, aunque la verdadera magia de este juego está en reunir a varios amigos con la excusa del regalo. Y recuerda que, si vas a desplazarte para visitar a tus seres queridos durante estas fechas, el Seguro de Viajes MAPFRE te ofrece coberturas y servicios totalmente personalizados para que tu viaje cuente con todas las garantías.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos