Ideas para personalizar tus menorquinas

Publicado por canalHOGAR, 08 Jul 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Menorquinas azules y rojas

Surgió como un calzado cómodo para los trabajadores del campo, pero en la actualidad es una de las sandalias más versátiles del mercado. Su mejor baza es que su diseño se puede modificar fácilmente, personalizándolo al gusto.

La abarca menorquina fue el resultado de la búsqueda de un calzado que permitiera a los trabajadores de la tierra moverse por terrenos pedregosos con un zapato resistente, flexible y fresco. Esto se consiguió gracias a los materiales que se usaron para fabricarla: piel de res y tela de saco. Siglos más tarde, la suela se haría con los restos de los neumáticos de coches inservibles, y para el empeine se emplearía cuero. 


Su peculiaridad es que desde sus orígenes eran ensambladas sobre el propio pie del futuro dueño de esas sandalias, lo que proporcionaba una sujeción perfecta. En la actualidad, los mejores fabricantes de abarcas siguen usando el ensamblaje en horma y el cosido a mano.


Con el paso del tiempo, su uso en el campo ha sido relegado al olvido convirtiéndose en una sandalia versátil y de gran popularidad en todo el mundo.


Hoy en día, podemos encontrar diseños de todo tipo, desde las más elegantes, a las tradicionales, pasando por modelos vanguardistas o deportivos. Pero también es un calzado que, por sus características, admite modificaciones y personalizaciones que podemos hacer incluso nosotros mismos. Ahí van unos ejemplos: 

 

 

Flecos de cuero

 


Necesitas un retal de cuero o polipiel del mismo color que la menorquina. Tiene que tener el mismo ancho que la sandalia y de largo, dos tercios de lo que mida el empeine. Para hacer los flecos, dibuja en el reverso líneas paralelas de unos cinco milímetros, y recorta, dejando la parte superior libre. En esa zona que has dejado sin recortar, aplica pegamento instantáneo y pégalo en la parte superior del empeine. Con una cuerda de ante haz un lazo y pégalo encima.

 

Menorquinas toreras

 


Esta idea es muy fácil de hacer y tiene unos resultados muy vistosos. Necesitas dos broches con forma de alamar (es el adorno típico que llevan los toreros en la chaqueta). Sólo tienes que coser cada uno de ellos en la parte delantera de sendas menorquinas y ya las tendrás customizadas. 

 

Con mucho brillo

 

Extiende sobre el empeine pegamento líquido incoloro con ayuda de una paletina. Ve espolvoreando poco a poco la purpurina sobre las zonas en las que vayas aplicando el pegamento, hasta que hayas cubierto la parte delantera de la menorquina por completo. Tendrás un calzado cómodo y apto para las fiestas de las noches de verano.

 

Forradas de tela

 


Si quieres hacer un lavado de imagen a tus abarcas, bien porque ya no te gustan o bien porque tienen alguna rozadura o están estropeadas, esta es la mejor solución. Necesitas unos retales de la tela que más te guste y pegamento para textiles. Dibuja la silueta del empeine en la parte trasera de la tela y añádele dos centímetros más. Recórtalo y colócalo sobre la albarca remetiendo el sobrante de tela por dentro de la solapa y tensando bien la superficie. Pon ahí unas gotas de pegamento y déjalo secar.

 

Ganchillo

 


Si eres mañoso con las agujas, puedes hacer un diseño de gachillo para ponerlo sobre la sandalia. Solo tendrás que coserlo sobre la solapa y listo.

 

Letras con pintura

 


Vamos a poner sobre una menorquina las letras LO y en la otra VE, de manera que cuando las veamos de frente leamos LOVE. Para ello, imprime unas letras mayúsculas y recórtalas desechando el interior de cada letra. Ya tenemos nuestro stencil casero. A continuación, coloca las dos primeras letras (LO) sobre la zapatilla derecha y pégala por debajo con cinta de pintor y protege el resto de la sandalia con papel. La idea es que sólo queden los huecos de las letras. Pulveriza pintura chalk paint en spray a unos treinta centímetros de distancia. Cundo esté seco, retirar los papeles y repetir la misma operación con la otra sandalia y las letras VE. 


Otra variedad es pegar sobre la zapatilla cintas de pintor en horizontal y en paralelo y pulverizar con una pintura azul para conseguir un estilo marinero. Puede completarse el adorno cosiendo dos botones dorados de diseños originales sobre cada una de las zapatillas.

 

Estilo boho

 


Pega varias plumas del mismo tamaño, una a continuación de la otra, sobre la superficie de la sandalia. Disimula los cálamos de las plumas pegando sobre ellos una cinta.

 

Borlas de colores

 

 
Pompones, cuerdas y borlas de colores flúor son una de las tendencias en calzado veraniego en los últimos años. Para hacer las borlas necesitas hilos de punto de cruz de los colores que escojas y un cartón de cuatro centímetros de ancho y ocho de largo. Corta un trozo de hilo de veinte centímetros y ponlo a lo largo del cartón. A continuación, ve enrollando el resto del hilo a lo ancho. Con quince vueltas será suficiente. Ata el final del hilo con el primero que pusiste a lo largo, y corta el extremo contrario de manera que te queden flecos. Ya tienes una borla hecha. Puedes añadir tantas como consideres necesario. Pero para que quede bien, recuerda guardar la simetría entre un par y el otro.

Por último, solo te queda elegir y ya puedes empezar a lucir tus menorquinas con estilo y personalidad.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios