Cómo hacer un cartel vintage con una tabla

Publicado por canalHOGAR, 16 Dic 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer un cartel vintage con una tabla

Si eres un manitas y no te resistes a crear cada vez que tienes ocasión, esta puede ser una gran opción para que dejes volar tu imaginación y consigas un auténtico cartel vintage con una tabla. Lo primero que debes hacer es seleccionar el material con el que vas a trabajar; después, solo necesitas muchas ganas y un poco de maña: conseguirás un elemento de decoración completamente original y que hará las delicias de todos los que visiten tu hogar.

Para empezar, selecciona la madera para comenzar a crear tu cartel; recuerda que debes tener claras las medidas y para ello, puedes conseguir una tabla de las medidas deseadas o, por el contrario, unir varias que hayas conseguido de una caja de frutas o un palé.

Cuando ya lo tengas, líjalo; no puedes trabajar con una superficie que no haya pasado por ese proceso, por eso, es importante que tengas en cuenta lo importante que es pulirlo bien y, ten cuidado, podrías pincharte con alguna astilla; trabajar con madera conlleva estos riesgos, pero si tienes cuidado, no debes preocuparte de nada.

Ahora elige el color que quieres que tenga tu cartel: blanco o madera envejecido resultan los más adecuados para conferirles el aspecto vintage que estás buscando. Aplica, si fuera necesario, dos capas de pintura para que el resultado sea perfecto. Eso sí, recuerda que si pintas de blanco, una buena técnica para conseguir el resultado deseado es hacerlo de forma “descuidad”; así parecerá que la pintura tiene el toque vintage necesario para tu obra.

Para imprimar el diseño con el que vas a decorar el cartel debes esperar entre 24 y 48 horas para que se seque bien la pintura que hemos aplicado; Recuerda que una impresora láser el resultado será el óptimo, ya que así conseguirás que la transferencia hacia la madera funcione. Recuerda que debes utilizar el efecto espejo e imprimirla al revés, ya que así lograrás que sobre la madera se transfiera correctamente.

 

Una vez que has llevado a cabo el proceso anterior, reparte gel para transferencia de la forma más uniforme posible; aplícalo sobre la madera para que no quede ningún hueco sin gel y, rápidamente, coloca el diseño y pásale una espátula para que no queden burbujas de aire ni zonas sin pegar. Espera 8 horas y, posteriormente retira el papel. Para culminar tu obra, puedes aplicar barniz, si quieres obtener un resultado más profesional.

Como puedes ver, este DIY es muy sencillo y te permitirá poner en práctica tus habilidades. Si, cuando estés llevando a cabo el proceso, sufres algún tipo de contratiempo, recuerda que con MAPFRE Salud cuentas con la ayuda de los mejores profesionales y asistencia, para que cualquier percance se quede solo en eso.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios