Haz tu propia pulsera con la técnica del kumihimo

Publicado por canalHOGAR, 24 Nov 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Haz tu propia pulsera con la técnica del kumihimo

¡Como gustan en occidente las manualidades orientales! El telar kumihimo para hacer pulseras y otros accesorios es sencillo de usar y en cuanto aprendas la técnica, podrás crear tus propios diseños y combinaciones de materiales y colores diferentes.

Si acabas de descubrir esta técnica y quieres empezar con tus pulseras, lo mejor es elegir un modelo sencillo de cuatro cuerdas que podrás aprender en poco tiempo para luego ir haciendo trabajos más elaborados.

Aunque puedes trabajar sobre la rueda de Kumihimo con muchos materiales como hilo, lana o cuerda; lo más habitual y con mejores resultados, es la cola de ratón que puedes encontrarla en una gran variedad de colores y con un acabado brillante y suave perfecto para hacer pulseras y brazaletes.

La cola de ratón es fácil de encontrar en pequeños carretes de dos o cuatro metros, y también puede comprarse por centímetros suelta. No es un material caro y dada su popularidad la encontrarás en bazares, mercerías y comercios de manualidades.

El telar de Kumihimo también puedes comprarlo fácilmente e incluso, puedes hacerlo tú mismo con un trozo de cartón y un rotulador negro para marcar la circunferencia. La rueda es la base más habitual para hacer trabajos circulares, pero también existe una versión cuadrada del telar.

   1. Prepara la cola de ratón

Para una pulsera de tamaño medio necesitas en total cuatro metros de cola de ratón a combinar, según los colores que vayas a emplear. Para hacer un diseño básicos de cuatro colores, un metro de cada color. Dobla a la mitad , las cuatro tiras y haz un nudo en la zona que dobla, por lo que te quedan ocho tiras, dos de cada color, todas sujetas y anudadas.

   2. Base de hilos

Por el círculo central del telar, introduce el nudo que has hecho, de forma que el nudo queda por el reverso del telar y las ocho tiras salen desde el centro hacia a fuera. Según el diseño elegido, se colocan las cuerdas para empezar a tejer;  para hacer el básico de cuatro colores, tienes que poner dos cuerdas hacia cada uno de los cuatro puntos negros del telar. Introduciendo en las ranuras, a cada lado del punto.

   3. Tejiendo

Sujeta la rueda entre tus manos, la técnica es pasar siempre una cuerda de abajo arriba y otra de arriba abajo, y girar. La cuerda que esta abajo a la izquierda del punto, siempre pasa hacia arriba y también a la izquierda, y la que está arriba y a la derecha, pasa abajo y también a la derecha. Es decir sueltas la cuerda que está en el punto de abajo a la izquierda y la colocas en el punto de arriba y a la izquierda, lo mismo con la cuerda de la derecha arriba. Después, giras la rueda en el sentido contrario a las agujas del reloj, hasta que vuelvas a tener un punto en la parte de abajo y repites la operación.

   4. Resultado

La pulsera va saliendo por el agujero central hacia abajo, a medida que vayas tejiendo y girando la rueda telar. Es recomendable antes de acabar y para medir el tamaño, estirarla, desde el nudo. Piensa que con el uso la cola de ratón tiende a ceder por lo que es recomendable dejar la pulsera justa, ya que crecerá unos centímetros con el tiempo.

 

   5. Cierres

Este tipo de pulseras se puede cerrar de diferentes formas, lo más sencillo cortando y anudando. Pero también puedes pegar una terminación metálica y añadir un broche tipo mosquetón o poner un botón, por ejemplo. Cuando tenga al pulsera el tamaño que precisas, puedes liberar del telar fácilmente y anudar o cortar para añadir los topes y cierres, pegando con un adhesivo de contacto.

El telar de Kumihimo es versátil y crecerá contigo, es decir, según vayas controlando las técnicas más sencillas, entenderás su funcionamiento y podrás hacer tus propias creaciones. Los cordones creados con esta técnica además de pulseras, pueden ser cinturones, cordones para colgar cuadros y todo lo que se te ocurra.

Si necesitas ayuda para hacer los agujeros para tus estantes nuevos o lámparas, el Seguro de Hogar MAPFRE lo hace por ti, gracias al Servicio de Bricolaje con total comodidad para ti y el mejor resultado.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios