Hazlo tú mismo: alfombra mandala

Publicado por canalHOGAR, 16 Nov 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Hazlo tú mismo: alfombra mandala

Las  mandalas llegaron en papel, luego se hicieron toalla, más tarde esterilla para la playa o el campo y este invierno,  una alfombra mandala es un elemento obligatorio en toda casa con estilo boho-chic. Tú mismo puedes hacerla.

Hay dos características que definen una alfombra mandala: debe ser redonda y debe ser multicolor. Con estas dos premisas, reúne trapillo de algodón de tus colores favoritos y un gran cartón donde construir el telar en el que tejer la pieza.

No te preocupes, no necesitas ni agujas ni nada parecido, para hacer esta alfombra no se es preciso saber ni coser ni tejer; eso sí, puedes cantar para hacerte el trabajo aún más ameno.

   1. Telar de cartón

Necesitas una estructura circular que sirva de base para poder tejer esta alfombra. Puedes construirlo de cartón. Prepara un círculo del diámetro total que quieras que tenga la alfombra, si es tu primera alfombra mandala, mejor que no supere el metro de diámetro para que puedas manejarla mejor y hacerte con la técnica. Un aro o hula hoop de los que se utilizan para hacer gimnasia y hacerlo girar con la cintura, también puede ser una buena base.

Tanto en el aro como en el cartón hay que formar radios con una tira de trapillo. Empieza por el exterior del aro o cartón ata un cabo de uno de los ovillos de trapillo -mejor un color discreto o neutro-, rodéalo, pasa por el centro y repite la operación. Finalmente, tanto el cartón como el aro deben quedar como una rueda de bici con un centro y una veintena de radios que parten del centro hacia fuera. Cuando tengas todos los radios hechos, corta el trapillo y ata al borde para asegurar la estructura.

   2. Tejer

Ahora solo queda que selecciones los colores y empieces a tejer desde el centro hacia afuera. Tienes que ir pasando la cinta de trapillo por entre los radios, empieza una por arriba, la siguiente por debajo de forma circular, empezando por el centro y avanzando hacia el borde del círculo.

 

 

Para cambiar de color solo tienes que cortar y atar el final a la tira del nuevo color y seguir tejiendo hacia arriba y hacia abajo, para empalmar con el mismo color, utiliza idéntica técnica. Al final, puedes atar al aro o a la base de cartón.

Hacer esta alfombra redonda estilo mandala con trapillo es sencillo y rápido, cuando domines la técnicas podrás hacer otros elementos o alfombras más grandes. Se trata de piezas económicas y muy prácticas, una forma muy sencilla de aportar color a una estancia aburrida o demasiado monótona.

Con las asistencias, seguros y coberturas de tu Seguro de Hogar MAPFRE tu casa siempre estará protegida y tú no tendrás que preocuparte por nada, tienes tiempo y tranquilidad para emprender nuevos proyectos como esta alfombra mandala.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos