Cómo hacer un cabecero con bambú

Publicado por canalHOGAR, 26 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer un cabecero con bambú

Ya puedes dejar de buscar: si quieres enmarcar tus sueños con un accesorio original, fácil de hacer y ecológico, además de natural, el cabecero hecho de bambú es la respuesta correcta. No te preocupes por el estilo, puedes adaptarlo al tuyo.

El bambú es un material natural y, sin embargo, ecológico y sostenible. Es una planta de rápido crecimiento y cuyo cultivo se realiza en plantaciones agrícolas, sin impacto medioambiental. Pero es que, además, el bambú es flexible, ligero y muy fácil de tratar para trabajos de bricolaje de muy diferente índole, desde mobiliario hasta cometas u objetos de decoración, como percheros o lámparas. Completa sus virtudes el bambú, ofreciendo un mantenimiento casi cero y permitiendo una limpieza habitual, resistencia y durabilidad.

Todo ello hace del bambú un material idóneo para tus creaciones de bricolaje, un cabecero por ejemplo. Podrás además pintar, barnizar o decorar a tu gusto y con facilidad cualquier pieza que hagas de bambú. Esto te permite hacer el cabecero a tu gusto y luego adaptarlo al estilo del dormitorio donde vayas a instalarlo.

Como materiales para hacer un cabecero de bambú básico, sólo vas a necesitar cañas de bambú según la altura y el tamaño del cabecero, cola y tiras adhesivas para fijar a la pared el cabecero, cuando lo hayas finalizado. Si no quieres dejar el bambú con su apariencia natural, tendrás que lijarlo y/o pintarlo al gusto, para lo que necesitarías el material y los instrumentos requeridos para ese tipo de trabajos.

Lo más sencillo es optar por un cabecero de bambú rectangular, para lo que sólo tendrás que unir tantos troncos de bambú de igual tamaño  y tantos como sean necesarios para cubrir la zona del cabecero de la cama. Sin embargo, si exploras un poco Instagram, Pinterest y algunos blogs especializados en bricolaje con bambú, encontrarás otras muchas formas más originales y decorativas. Como cabeceros circulares, en escala, forma de sol o colocando las cañas en horizontal, te sorprenderá la variedad y lo fácil que es crear con bambú.

 

 

Elijas el diseño que elijas para tu cabecero, recuerda estas pautas básicas para saber cómo hacer un cabecero con bambú.

Maleable y fácil de cortar: dar forma al cabecero

El bambú es muy flexible, si necesitas doblarlo podrás hacerlo con suma facilidad, pero además es un material que podrás cortar, según tus necesidades, con un simple cuchillo o una sierra manual básica. Gracias a estas características para hacer un cabecero rectangular, sólo tienes que elegir la altura de las varas, medir y marcar, cortando todas a la misma altura.

Unir bambú: crear tu cabecero

Gracias a su ligereza, el bambú no necesita unas sujeciones muy potentes, con un encolado al uso las cañas de bambú se sujetarán una al lado de otra con total firmeza y seguridad, conformando un cabecero resistente, ligero y muy original. Si apuestas por un diseño más complicado, también puedes atar el bambú para hacer uniones o reforzar la unión de pegamento o cola.

Tratamiento del cabecero: pintar o barnizar

Si has decidido no dejar el bambú en su estado natural, sino pintarlo o barnizarlo, no te preocupes. Una vez que tengas el cabecero armado y listo, sólo tienes que someterlo a un ligero barnizado para eliminar la primera capa natural del material, luego limpiar con profundidad, eliminando todo resto; después, aplica una capa de imprimación base para facilitar y mejorar el acabado y pinta o barniza al gusto.

Colocar el cabecero: instalación

Un cabecero de bambú resulta muy ligero, por lo que podrás fijarlo a la pared sin necesidad de taladrar ni aplicar en la pared más que cintas adhesivas de doble cara. Con limpieza y sin complicaciones, en menos de cinco minutos, tendrás tu cabecero fijado a la pared con seguridad.

Hacer un cabecero con bambú es muy sencillo y accesible, aunque no seas un experto en bricolaje, además al ser un material fácilmente maleable y ligero, no precisa tampoco de herramientas concretas para poder trabajarlo con facilidad y comodidad.

Los cabeceros de bambú al natural aportarán al dormitorio un toque exótico pero básico y muy sencillo, lo que lo hace perfecto para habitaciones con poco espacio, pero con personalidad. Si combinas con una lámpara de bambú o similar y necesitas ayuda para colgarla, confía en el Servicio de Bricolaje del Seguro de Hogar MAPFRE para que el acabado sea perfecto.

 

Imagen principal | Decopraktik



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios