Portavelas con latas

Publicado por canalHOGAR, 12 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Portavelas con latas

Tan sencillo como versátil y abierto a muchas posibilidades, así es este DIY que te propone hacer soportes para velas con latas de conservas. Descubre cómo llenar de personalidad tu próximo evento nocturno con una luz única que además, aportará estilo y exclusividad.

Los materiales para hacer portavelas con latas también son sumamente sencillos de encontrar y exigen un gasto mínimo de presupuesto, ya que se trata de dar un nuevo uso a latas de conserva que de otra manera irían a la basura.

Cualquier lata es susceptible de convertirse en una lamparita o portavelas único, no hay excepciones ni por tamaño ni por contenido genuino de lata. Las más habituales de usar son las de tomate frito, por ejemplo. Completa el material necesario con un clavo o punzón fino, un martillo y un folio u hoja del tamaño de la lata.

1. Limpieza y preparación de la lata

Con sumo cuidado libera a la lata por completo de la tapa superior, si no lo habías hecho al usarla. Limpia con mucha atención y detalle el interior, puedes usar agua corriente y algún lavavajillas. Si la lata es profunda y especialmente estrecha, no está de más que uses un cepillo de mango largo para ayudarte en la limpieza y hacerlo de forma más segura.

Libera también de etiquetas u otros elementos la parte exterior de la lata, aunque dependiendo del diseño exterior que vayas a darle, éste será un paso más o menos necesario, pero en principio debes limpiar interior y exterior.

2. Elige el patrón de luz

La luz tenue y misteriosa que te va a proporcionar este portavelas va a depender del patrón de puntos que prefieras. También el diseño de este dibujo va a marcar el estilo externo de la lamparita como elemento decorativo. Cuanto más profuso y rico en puntos sea el diseño, más luz dará la lámpara y dependiendo de por dónde hagas los puntos, la luz saldrá por todo el perímetro de la lata o sólo por puntos concretos. Desde diseños geométricos hasta espirales, pasando por flores o corazones, o un improvisado skyline para los más urbanitas, son diseños viables para este tipo de trabajos.

 

3. Prepara la lata para ser perforada

El diseño elegido debes hacerlo o calcarlo, si te decides por algún patrón de los que puedes encontrar en Internet, por ejemplo, sobre una hoja. Tienes que sujetar alrededor de la lata la hoja con el diseño para que te guíe en tu trabajo de perforación. Una vez elegido tienes que ir colocando el clavo o el punzón en cada punto y perforar la lata para punto a punto ir creando el diseño.

El mayor peligro es que la lata se abolle y se deforme al perforarla, pero para evitar ese riesgo hay un truco infalible: congela antes la lata con agua en su interior, de forma que el hielo impedirá que la lata se deforme. Tendrás que trabajar con precisión y rapidez, especialmente en verano para que el hielo no se funda antes de que acabes.

4. Decoración exterior

Una vez hecho el patrón de puntos por donde escapará la luz de la vela o bombilla que pongas en el interior de la lata, puedes dedicarte a la decoración o renovación del exterior de la lata. La chapa admite muchas posibilidades, puedes darle barnices incoloros, toques de color, pinturas para darle un aspecto envejecida o toques glitter para las lámparas más deslumbrantes. Elige tu estilo, también es posible adornar el borde con puntillas -perfecto para latas con estilo vintage- u otros elementos.

Como puedes comprobar tú mismo, hacer un portavelas a partir de una lata de conservas es sencillo y fácil. Este DIY puede adaptarse a diferentes estilos y acabados, según la decoración exterior que elijas para la parte exterior de la lata y el diseño para el punteado por el que escapará la luz interior que de la bombilla o vela que alojes.

La  iluminación es una parte fundamental de toda decoración actual, pero también cuenta con una función netamente práctica. Los problemas en el hogar con el suministro eléctrico, como subidas de tensión, son una experiencia muy poco deseable, pero que ocurren. El Seguro de Hogar MAPFRE te ofrece coberturas y asistencias específicas para minimizar las consecuencias de este tipo de eventualidades en tu vivienda.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios