Cómo hacer molinillos de viento

Publicado por canalHOGAR, 02 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer molinillos de viento

Si te gustan las manualidades, hoy podrás aprender cómo hacer molinillos de viento para decorar tu jardín, tus macetas, o, incluso, tus vasos de fiesta. Son muy sencillos de hacer, y con unos materiales económicos, le darás un toque exclusivo y genial a tu hogar.

   ¿Qué necesitas para hacer tus molinillos de viento?

   - Tijeras.

   - Alfileres.

   - Perforadora de papel.

   - Pajitas de beber.

   - Chinchetas de colores con patas.

   - Cartulinas de colores o dibujos en forma cuadrada (por ejemplo 10x10 cm, 20x20…).

Con estos materiales tan fáciles de encontrar en casa, podrás hacer los molinillos:

   Paso 1: cortar

Corta las cartulinas cuadradas desde cada esquina hacia el centro, dejando en medio un cuadrado imaginario sin cortar. Esto dará lugar a cuatro triángulos en la cartulina.

   Paso 2: perforar

Con la perforadora, tendrás que realizar un agujero en la esquina de cada triángulo, dejando siempre la siguiente sin perforar y cuidando no hacerlo muy cerca del borde, ya que si no, tu molinillo podría rajarse en cualquier momento con el viento.

   Paso 3: usa los alfileres

Corta el alfiler por la mitad, y con él, atraviesa el centro de la cartulina, y haz lo mismo con la pajita. Estos agujeros harán posible que nuestro molinillo gire en torno a este eje.

   Paso 4: forma el molinillo

Con una chincheta de bracitos, coloca los agujeros que has perforado previamente en la cartulina uno tras otro, y únelos, antes de cerrar la chincheta.

 

 

Ahora ya tienes tu molinillo de viento, listo para rodar con la brisa. El lugar donde ponerlo es tu decisión, aunque lucirán más y mejor si los sitúas en un sitio donde les dé el aire para que puedan dar vueltas sin parar, como tu jardín o tu ventana. Es un recurso muy económico que dará un toque distintivo sin igual a tu hogar, que además es perfecto para los rincones de los niños de la casa: sin duda, se divertirán y además podrán llevarlos con ellos, una vez estén totalmente hechos. Por su seguridad y la de todos los que habitan tu vivienda, hazte también con un Seguro de Hogar MAPFRE que te permita ahorrar tiempo en imprevistos indeseados para dedicárselo a los que más quieres.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios