Cómo hacer cestas de alambre para organizar

Publicado por canalHOGAR, 08 Jul 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer cestas de alambre para organizar

Este es un DIY que te va a conquistar si buscas una forma de organizar los armarios de toda la casa con mucho estilo y con el mínimo esfuerzo, las cestas de alambre son fáciles de hacer y muy versátiles.

Es difícil que encuentres una forma de hacer cestas, cajas o contenedores para guardar y organizar todo lo que necesites de una forma más original y sencilla. Los materiales son muy fáciles de conseguir y el presupuesto bastante ajustado, aunque todo depende del tamaño y la cantidad de cestas que tengas que hacer.

Este tipo de contenedores DIY tienen muchas ventajas: son resistentes, perfectos para dentro de muebles, pero también para exteriores, pueden contener todo lo que se te ocurra o precises, desde libros hasta botes de conserva, pasando por juguetes, ropa o calzado. El estilo, la forma y el tamaño lo eliges tú, por lo que son válidos para cualquier espacio o necesidad.

Lo esencial es que cuentes con malla metálica de acero, de la que habitualmente se utiliza para cercar o acotar espacios como fincas o jardines. En los centros de bricolaje y en comercios especializados es muy fácil de encontrar una gran cantidad y variedad de este tipo de malla. La suelen vender en rollos y por metros, puedes elegir el tipo de malla que más se adapte a tus gustos y necesidades.

Lo más recomendable es que elijas malla más cerrada y más flexible para cestos pequeños o que vayan a contener pequeños objetos; para cestas más grandes, o para guardar cosas grandes como botellas, puedes elegir un tipo de malla más fuerte y menos tupida. Ten en cuenta también, si vas a poner el cesto en espacios exteriores, elegir malla resistente a la lluvia y la humedad.

El alicate para trabajar y cortar el metal es el único instrumento que vas a necesitar. Si quieres que tus cestas puedan manejarse y transportarse con mayor facilidad y darles un toque más elegante, puedes rematarlas con asa. Las asas de metal para cestos puedes encontrarlas en los centros de manualidades. Las asas y el resto de cesto de metal puedes decorarlo o tunearlo como más te guste; con cuerda, cuero, telas o crochet, entre otras muchas opciones.

   1. Patrón

De acuerdo con las medidas, forma y tamaños que quieres que tenga tu cesta, haz un patrón en papel para poder aplicarlo sobre la malla de acero. Para una cesta cuadrada, por ejemplo, es muy fácil hacer un patrón en forma de cruz griega -todos los lados iguales-. El centro de la cruz es la base de la cesta y los cuatro brazos son las cuatro paredes o lados. En internet puedes encontrar patrones para tus primeras cestas; luego, tú mismo los harás según el cesto que proyectes: tamaño, ancho y altura.

   2. Aplicación sobre la malla y montaje

Con el patrón sobre papel, sólo tienes que aplicarlo sobre la malla e ir cortando para darle a tu cesta la forma deseada. Ten cuidado y corta con delicadeza, y evitando arañazos accidentales. Con la malla en forma de cruz, sólo tienes que doblarla por los lugares adecuados, la base de la cesta será el centro de la cruz, desde ahí ayúdate de una guía o regla para sujetar el fondo y levantar cada uno de los cuatro lados. Como el alambre es fácilmente maleable, lo harás con bastante facilidad. Luego con ayuda del alicate, ves cerrando cada arista de la cesta para que el remate sea perfecto.

   3. Montaje del remate y el asa

Con la cesta montada, sólo tienes que aplicar el asa en la parte superior, doblando con los alicates las terminaciones de la malla, fija el asa de la forma más sencilla y fácil. Dobla sobre el borde del asa cada uno de los alambres que conforman la malla.

   4. Decoración y personalización

Ahora sólo queda que le des estilo y personalidad a tu cesta. Para una cesta sencilla, pero con un toque rústico, puedes forrar el asa con cuerda de pita y luego incluir algún trozo simplemente atado a la malla. Si quieres una cesta romántica y vintage, forra el asa con una cadeneta de crochet y aplica flores también de ganchillo en el cuerpo de la cesta. Las posibilidades son infinitas.

Hacer cestas de alambre, ligeras prácticas para organizar dentro y fuera de casa todo lo que necesites o te apetezca es sencillo y divertido, un DIY perfecto para cualquier rato libre.  Si te gusta tener todo organizado y tener un cesto y una solución para cada imprevisto, la póliza de Seguro de Hogar MAPFRE está pensada para ti y tu tranquilidad.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios