Cómo hacer un monedero de crochet

Publicado por canalHOGAR, 05 Jul 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer un monedero de crochet

Si has aprendido o estás aprendiendo a hacer ganchillo o crochet, ya puedes hacer un monedero; es una labor sencilla, pero que admite un montón de estilos y posibilidades, por lo que te va a encantar el resultado.

Los monederos son accesorios muy prácticos; en los últimos tiempos, no sólo se utilizan para guardar monedas, sino que se han convertido en piezas multiusos que utilizan hombres, mujeres y niños de todas las edades. De esta forma, los monederos se convierten en regalos perfectos y si están hechos por uno mismo, el valor se duplica y las posibilidades de personalización se disparan.

Dependiendo de tus habilidades con la aguja, puedes hacer diseños de monederos más o menos complicados, además puedes cambiar el tamaño, por supuesto. No obstante, para hacer un monedero de crochet básico que luego puedes personalizar, sólo necesitas saber hacer una cadeneta sencilla y punto abajo.

Como materiales para esta labor necesitas hilo del color o colores que prefieras, la aguja de crochet, una boquilla de monedero metálica o una cremallera en su defecto, hilo, aguja y un trozo de tela de igual tamaño que el monedero para forrar el interior:

   1. Teje una cadeneta que será la parte superior del monedero. Hazla de unos cuatro centímetros más larga que el ancho total que quieres que tenga el monedero. Para un pequeño monedero de unos 10 centímetros, haz una cadeneta de unos 14.

   2. Seguidamente de la cadeneta, comienza con el punto abajo. Tantas vueltas como necesites, de acuerdo con el tamaño del monedero. Si quieres un modelo pequeño, puede ser suficiente con que tengas unos 20 centímetros de tejido de crochet. Remata el punto.

   3. Dobla por la mitad lo tejido para formar el cuadrado o rectángulo que habías previsto para tu monedero. Cose los laterales con hilo, puede ser con el mismo que hayas usado para la labor, si no era demasiado gordo.

   4. Para forrar el interior del monedero, lo primero es confeccionar con la tela el forro, un poco más pequeño que el monedero de crochet, pero con igual forma. Introdúcelo dentro.

   5. Coloca la boquilla de metal en la parte superior, introduce dentro de los bordes tanto la tela del forro como el tejido de ganchillos y cose con cuidado para que todos quede sujeto a la boquilla y dentro. Si es necesario utiliza hilo doble o doble puntada, para que el resultado final sea resistente y duradero.

Con esta elaboración básica, ya tienes el paso a paso necesario para hacer un monedero de crochet, luego dependerá de tu experiencia con el ganchillo y tu creatividad el que hagas diferentes modelos y estilo de monederos. Las posibilidades tanto de creación como de adorno posterior pueden ser muchas:

   - Estilo vintage

Elige una boquilla de latón o color oro viejo. Elabora el monedero en un color solo, por ejemplo azul o verde, beige también es una buena base. Adorna el ganchillo con botones, lazos, cintas y camafeos que recuerden los bolsos y monederos de siglos pasados.

   - Infantiles

Cambia la boquilla por cremalleras y teje en forma circular el monedero. La idea es que luego lo transformes en la cabeza de algún animal como perros, gatos, leones o ratoncitos. Teje en un color básico, según el animal y luego, adorna con lanas e hilos, botones y fieltro para hacer ojos, bocas y orejas en cada caso.

   - Básicos y minimalistas

Ni cremallera ni boquilla, cierra tus monederos de crochet más minimalistas con un simple botón, teje en colores pastel o neutros para lograr un efecto sencillo. Si quieres aportarles un toque de glamour adorna con pedrería de strass.

   - Hippies

Regala en verano monederos de crochet refrescantes y muy divertidos, teje en colores con todos los restos de hilo o lana que consigas. No te cortes con el diseño mezcla y acertarás; si buscas monederos originales y divertidos, también puedes probar con formas diferentes como triángulo, estrella o corazón.

Ya ves que hacer monederos de crochet no tiene grandes secretos y sin embargo, encierra muchas posibilidades. Busca patrones diferentes en la red, adáptalos y hazlos siempre tuyos en colores, formas, tamaños y complementos. Seguro que en tu maleta de este verano vas a llevar más de un monedero, bolso o complemento de ganchillo, no sufras nunca por la seguridad de tu maleta, contrata el Seguro de Viaje MAPFRE adecuado y protege tu maleta y su contenido siempre.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios