Cómo hacer exfoliantes para el cuerpo y ahorrar en cosméticos

Publicado por canalHOGAR, 06 Jun 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer exfoliantes para el cuerpo y ahorrar en cosméticos

Saber cómo hacer exfoliantes para el cuerpo y ahorrar en cosméticos, va a ser mucho más sencillo de lo que pensabas, si te introduces en el mundo de las creaciones naturales a partir de recetas caseras y sencillas.

Cuando te gustan los productos naturales de higiene y belleza, no siempre es fácil encontrar los más adecuados, pero si sabes cómo hacer exfoliantes para el cuerpo y ahorrar en cosméticos, esta tarea será mucho más fácil, ya que podrás elaborar tus propias fórmulas magistrales.

Los menos experimentados en este campo del DIY cosmético y natural suelen sorprenderse al empezar a disfrutar de sus virtudes; entre ellas, el ahorro económico, pero también el control de los ingredientes y la elección de los olores, por ejemplo.

La elaboración de exfoliante casero es de los procedimientos más sencillos, por lo que es perfecto para iniciarse en este arte y empezar a disfrutar de las ventajas de hacer tus propios productos de belleza e higiene.

Hay diferentes formas y fórmulas para hacer exfoliante casero para el cuerpo y el rostro, pero las más sencillas son a base de sal o azúcar, aceite de oliva y aceite aromático. De forma adicional, puedes ir incorporando ingredientes extra, de acuerdo con tu tipo de piel y sus necesidades, como aceites esenciales para aportar un extra de cuidado o aromáticos, para aportar tu olor preferido, como lavanda o romero.

   1. Mezcla 4 cucharadas de azúcar o de sal -el efecto es similar- con 3 de aceite de oliva. Remueve con insistencia. Añade unas gotas de algún aceite aromático, al gusto y según disponibilidad, ya que no es obligatorio.

   2. Ya tienes listo el exfoliante, puedes utilizarlo en el momento o guardarlo en el frigorífico o en un lugar fresco y seco, tapado y no por mucho tiempo. Lo más adecuado para que el exfoliante casero sea efectivo y resulte fresco, es elaborar la cantidad justa para usar en el momento.

El uso del exfoliante casero es igual que el de otros productos similares, la exfoliación corporal suele llevarse a cabo antes de la ducha o el baño, aplica mediante un intenso pero delicado masaje tu mezcla sobre la piel. Insiste en las zonas más secas y descuidadas como codos, rodillas o talones donde el exfoliante será especialmente efectivo, eliminando células muertas y ayudando a la regeneración de tu piel que se mostrará mucho más suave, fina y tersa.

 

Ahora que ya sabes cómo hacer exfoliantes para el cuerpo y ahorrar en cosméticos de la manera más sencilla y natural, puedes seguir introduciéndote en esta afición; es posible hacer tus propias cremas hidratantes o tus propios jabones, entre muchos otros productos de higiene y belleza.

Si el ahorro está siempre entre tus metas, apuesta por los cosméticos caseros y adaptados a tus necesidades, pero también por el Seguro de MAPFRE adecuado para tu hogar. La gran variedad de pólizas MAPFRE te permite elegir y contratar solo el Seguro que realmente se adapta a tus necesidades y a las características de tu vivienda, un producto a medida.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios