Aprende a hacer una fuente para tu jardín

Publicado por CanalHOGAR, 20 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Aprende a hacer una fuente para tu jardín

Si el caer del agua es de esos sonidos que te encanta y te relaja, y tienes la suerte de contar con un jardín, aprende a hacer una fuente para tu jardín para disfrutar en tu propio hogar.

Cuando nunca te lo has planteado, hay elementos de decoración que parecen difíciles de disfrutar en casa. Es el caso de las fuentes, para muchas personas, pero la realidad muchas veces puede sorprenderte y esta es una de esas ocasiones. Aprende a hacer una fuente para tu jardín y sorprende a todos y a ti mismo, con tu propio remanso de paz, personal y exclusivo.

Las posibilidades para hacer una fuente tú personalmente son bastantes, aún centrándose solo en las propuestas más sencillas: encontrarás muchas alternativas, modelos de fuentes y estilos, según el tipo de fuente que quieras hacer, adaptada también al espacio con el que cuentas y las posibilidades técnicas.

Hay fuentes pequeñas que solo tienes que colocar en algún rincón o incluso sobre una mesa, hay fuentes empotradas a la pared, otras forman ruidosas cascadas y las hay con un pequeño estanque. Siempre, y para todos estos proyectos, vas a necesitar una bomba de agua, y luego los diferentes materiales en los que poder instalar la bomba y un espacio en el que caería el agua.

Para que tengas una idea sencilla y muy accesible, estos son los pasos para crear una fuente de sobremesa con un par de piedras decorativas de las que brotará el agua que caerá en un cajón de losa.

 

 

Diseña y prepara el estanque sobre el que caerá el agua

Primero marca, según las medidas elegidas, la base en forma rectangular en la losa, recorta y luego, repite con cuatro paredes que se pegarán alrededor del rectángulo.

Caño de agua entre dos piedras

La bomba de agua irá alojada dentro de una de las piedras, debes hacer el agujero pertinente para ello, ayudándote de un amoldadora.  Luego, necesitas atravesar por ambas piedras el tubo de transporte del agua, así que perfora según las medidas ambas piedras y atraviesa por ellas el tubo, que será la cañería y no debe verse.

Montar las dos piezas

Ya solo te resta colocar las dos piedras con la bomba, ya instalada sobre el recipiente receptor de agua que habías preparado: fija sobre uno de los laterales con masilla adecuada para piedra y losa, llena la base de agua, y ya tienes tu fuente lista para darte momentos de paz y relax.

Con estas instrucciones básicas e inspiración, propóntelo y aprende a hacer una fuente para tu jardín, lo esencial es comprar una bomba para impulsar el agua y los demás componentes pueden ser tan diferentes y originales como tú decidas: cubos de metal, estructuras de hormigón… en internet  encontrarás un montón de ideas más y en los centros de bricolaje todo el material que puedas necesitar.

Las fuentes, además de como elementos ornamentales y decorativos, resultan un detalle original y muy exclusivo en los espacios exteriores; si, además, el caer del agua te relaja será un elemento práctico y de gran valor. El Seguro de Hogar MAPFRE contribuye siempre a mejorar tu tranquilidad y previsión, ofreciéndote coberturas, asistencias y servicios de acuerdo a tus necesidades y prioridades.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios