Aprende a hacer tu propia pintura de pizarra

Publicado por CanalHOGAR, 23 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Aprende a hacer tu propia pintura de pizarra

Aunque puedes comprarla, aprende a hacer tu propia pintura de pizarra y no tendrás que limitar tu creatividad, por ejemplo, a los colores que se comercializan, sino que podrás hacer tus propios colores con efecto pizarra y personalizar tus trabajos.

La pintura efecto pizarra está de moda y no tiene límites en su aplicación; puedes encontrarla en cocinas, salones, habitaciones infantiles y hasta baños, pero es que, además, es perfecta para pintar la superficie de meses y/o sillas, por ejemplo. Para sumar ventajas a este recurso, aprende a hacer tu propia pintura de pizarra y nada ni nadie podrá detener tu creatividad.

Interpretar las tendencias de moda bajo tu personalidad y estilo, es la mejor forma de hacerlas exclusivas y con la pintura de pizarra, lo tienes bastante fácil. Para empezar aprende a hacerla tú personalmente, lo que te permitirá, entre otras ventajas, ir más allá del típico tono negro, ya que tu pintura de pizarra será del color que tú elijas.

Los materiales para hacer la pintura de pizarra son muy asequibles y fáciles de encontrar: pintura acrílica -del color que prefieras-, yeso en polvo, tiza y papel de cocina. Sigue estos tres pasos en un espacio ventilado y seguro para hacer la mezcla y ¡a pintar! Antes de empezar, ten en cuenta que la pintura de pizarra casera debe usarse en el momento en que se hace, no podrás guardarla ni posponer el uso, por lo que tienes que tener tiempo para hacerla y usarla, además de tener prevista y preparada el lugar que vas a pintar.

1. Disuelve en media taza de pintura una cuchara bien completa de yeso en polvo. Mezcla y mezcla hasta que tengas una pintura homogénea y sin grumos.

2. Ya puedes pintar con tu pintura de pizarra, utiliza un pincel o brocha adecuada para la superficie. No dejes espacios en blanco y aplica una capa lisa y homogénea.

3. Una vez la pintura esté totalmente seca. Debes pasar una tiza por la superficie pintada, después pasa un papel de cocina para limpiar y eliminar los restos de la tiza y sobrantes.

Demostrado queda lo fácil que es: ya has aprendido a hacer tu propia pintura de pizarra y puedes hacer de todos los colores que necesites e imagines, mezclando o inventando, además la pintura puede usarse sobre casi todas las superficies que quieras muebles, tazas, platos, pared… La pizarra está de moda –no solo para los niños- y a tu alcance.

Disfruta con los DIY, las  manualidades y los trabajos de restauración y reciclaje para dar estilo a tu casa, mientras el Seguro de Hogar MAPFRE se ocupa por ti de lo esencial y de los trabajos aburridos de mantenimiento, solucionando los imprevistos y las consecuencias más habituales de los accidentes hogareños; contrata una póliza MAPFRE Hogar adecuada a tus necesidades y las de tu vivienda, y piensa solo en crear junto a los tuyos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios