Cabeceros para camas infantiles que puedes hacer tú mismo

Publicado por CanalHOGAR, 15 Feb 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cabeceros para camas infantiles que puedes hacer tú mismo

Personalizar y hacer exclusiva la habitación de los más pequeños de la casa es muy sencillo con cabeceros para camas infantiles que puedes hacer tú mismo, así que busca tu estilo y desarrolla tu creatividad de la forma más práctica y divertida.

Con estas ideas de cabeceros para camas infantiles que puedes hacer tú mismo, no te va a faltar inspiración ni motivación; todo lo demás corre de tu cuenta, son ideas sencillas y con presupuestos bastante asequibles.

Fotos

No es tan original, pero es tan bonita y sencilla que es imposible no recomendar esta forma de crear y diseñar un cabecero para tus hijos e hijas. Aunque depende mucho del espacio, el tamaño, el estilo y la edad de tus peques, las fotos son un recurso muy práctico y de moda que además permite muchas interpretaciones y formas de uso.

Encontrarás muchos ejemplos en las redes sociales como Pinterest y blogs especializados. Puedes hacer el cabecero con muchas fotos pequeñas colocadas de alguna forma especial como un corazón, una flor o la inicial del nombre del niño o niña al que pertenece la cama.

Una idea muy elegante y fácil de hacer para dormitorios infantiles, e incluso juveniles, es elegir una foto del niño o niña –mejor un primer plano o retrato, o alguna foto tierna de cuando eran bebés- imprimirla a gran tamaño, más o menos de las medidas que quieres o te gusta que ocupe el cabecero, mejor que en color, en blanco y negro o en tonos sepia. Hay imprentas especializadas que te imprimirán la foto sobre madera o sobre tablón o lienzo (tú eliges); luego solo tendrás que colgarla en la pared y listo.

Portería de futbol

Para los aficionados al deporte rey, ésta es una idea muy divertida y original, ya que lograrás que tu hijo o hija presuma de cama y quizás hasta adore meterse en ella para descansar. Aunque parezca complicado, es bastante sencillo.

Necesitas tela tipo red y una cinta de color rojo, negro u otro color que os guste y que resalte sobre la pared. Puedes hacerlo totalmente adaptada al tamaño que necesites o te guste. Corta la red para que cubra el espacio destinado al cabecero y, luego, hazle un borde con la cinta elegida: puedes coser o pegar simplemente. Luego solo queda sujetarlo a la pared, para lo que un par de cuelga fácil será suficiente ya que es un cabecero muy ligero. Incluso funcionará con tira de velcro adhesiva, por ejemplo.

Piezas de Lego

Es posible que a tu hijo le encanten las construcciones; entonces, acertarás de pleno si le propones hacer su propio cabecero con sus piezas preferidas. Pueden ser de plástico o de otros materiales, según la edad del niño y los bloques de construcción que maneje habitualmente.

Es tan sencillo como exclusivo y personal. Lo primero es tomar medidas para saber las dimensiones de construcción que debéis hacer. Cuando lo tengas claro, manos a la obra: construir una pared o muralla con las piezas puede ser de colores variados o solo de uno, abstracta o figurativa… Todo vale, deja a tus hijos crear y que desarrollen su imaginación en este trabajo.  Lo importante es que sea homogénea en cuanto a grosor – el de la pieza- y que tenga el tamaño y una forma que pueda adaptarse bien a la zona de cabecero. Cuando esté lista la construcción, solo te queda pegar encima un fino contrachapado o cartón pluma en el que colocarás los enganches para poder fijarlo a la pared.

Luces de neón

Ésta es una idea que tiene como resultado un cabecero infantil o juvenil que encajará muy bien en dormitorios de estilo vintage o industrial, por ejemplo. Se trata de hacer un letrero luminoso que se colocará en la zona del cabecero.

Las palabras luminosas, pero también las estrellas o los corazones, por ejemplo, son un elemento básico en toda decoración industrial o vintage, pero además es perfectamente adaptable a un dormitorio infantil o juvenil. Lo más recomendable es que te decantes por el nombre del niño o por su inicial, o por palabras como Amor, Paz… En el caso de las figuras geométricas, las estrellas o los corazones o una combinación de ambos es lo más adecuado. Existen varias técnicas DIY para hacer este tipo de letreros –con papel maché, con alambre, con tubo luminoso flexible- elige la más adecuada para tu caso, tu experiencia, presupuesto y tiempo.

Como demuestran estas ideas de cabeceros para camas infantiles que puedes hacer tú mismo con un poco de ingenio y dedicación puedes lograr que la habitación de los niños sea totalmente personal y exclusiva, además será del gusto de ellos, que es crucial. El Seguro de Hogar MAPFRE, con sus asistencias y servicios colabora activamente en el perfecto estado de tu casa, mientras tú te encargas de darle personalidad y estilo, por ejemplo, con cualquiera de estos cabeceros.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos