Cómo hacer plastilina casera

Publicado por CanalHOGAR, 17 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

como hacer plastilina casera

A veces optamos por comprarlo sin caer en que podemos fabricarlo en casa directamente y que puede ser mucho más divertido y entretenido. Hoy aprendemos a hacer plastilina ¿quieres saber cómo? Te lo mostramos.

El ingrediente secreto de esta plastilina casera que vamos a crear es la harina. Sí. Con harina puedes hacer ricas recetas: pan, pasteles, magdalenas, etc., pero esta vez la usaremos para que los más pequeños puedan crear figuras y dejar volar su imaginación. Tú estarás a su lado para sacar el niño que tienes dentro y ayudarle claro. Además de pasar más tiempo con nuestros pequeños, estaremos ahorrándonos un dinero, ya que muchos de los materiales que podemos crear en casa cuestan mucho dinero en las tiendas.

¿Quieres saber cómo hacer plastilina casera? Adelante. Los ingredientes que necesitarás serán dos tazas de harina, dos de agua hirviendo, seis cucharadas de aceite de giralsol, una taza de sal, colorante alimentario y dos cucharada de cremor tártaro, un elemento que en alimentación se suele usar para evitar la cristalización de jarabes de azúcar, reducir la decoloración de las verduras al hervirlas o para aumentar la tolerancia al calor de las claras de huevo. Encontrarás el cremor tártaro principalmente en farmacias o tiendas de repostería.

Para comenzar a fabricar tu plastilina casera añadirás en un cazo las cantidades comentadas de harina, aceite, sal y cremor tártaro. Procura mezclarlo todo bien. Después añadirás el agua hirviendo y le aplicarás calor, es decir, llevarás la mezcla al fuego. Es importante ir removiendo hasta que se convierta todo en una masa uniforme. Una vez adquirida la textura deberás sacar la mezcla del fuego. Después de dejar enfriar unos minutos puedes añadir el colorante. Así tendrás tu plastilina en los colores que deseas.

Puedes separar la masa en distintos recipientes de silicona o pequeños tuppers y añadirles distintos colorantes. Así los más pequeños de la casa podrán jugar y disfrutar con su plastilina casera en diferentes colores.

Esta masa ofrece características muy similares a las de la plastilina que compras en la tienda. Ahora sólo depende de la creatividad de los niños y de su edad claro. Algunos la estrujarán simplemente y otros harán verdaderas obras de arte, aunque estas siempre lo son a ojos de un padre, eso está claro.

La receta siempre tiene que ser elaborada por un adulto. Como ves, se usa el fuego y líquidos muy calientes y eso puede ser muy peligroso. Dependiendo de la edad del niño, este podrá intervenir, pero siempre bajo la supervisión de alguien mayor para evitar accidentes. Es bueno que vean que te implicas y que haces todo lo posible porque se diviertan.

En todo caso, esta que te hemos dado no es la única manera de crear plastilina casera. Hay una forma en la que los niños pueden intervenir más en su elaboración y con menos peligro puesto que no necesitas cocción. Para esta receta necesitas dos cucharadas de zumo de limón, media taza de maicena, una taza de agua hirviendo, media taza de sal fina, dos tazas de harina, dos cucharadas de aceite y colorantes.

Para crear la plastilina primero mezclarás todos los elementos sólidos (maicena, sal y harina). Después añadirás los líquidos. El agua tiene que ser añadida al final. Cuidado porque tiene que estar muy caliente y te puedes quemar, así que es posible que antes de amasar debas esperar un poco. Una vez todo en orden comenzarás a amasar hasta crear la pasta homogénea que deseáis. Después separa la masa en varios montones y añade en cada uno de ello el colorante alimentario.

Y listo, ya tenemos nuestra plastilina casera, y lo mejor de todo, sabemos cómo hacerla para la próxima. Es una forma de pasar tiempo en casa con nuestros pequeños. Lo mejor de todo es hacerlo en un hogar bien protegido, y lo mejor es que lo estén con los seguros de MAPFRE, con las coberturas que necesitas para ti, tus pequeños y el resto de miembros de la familia. El seguro familiar, por ejemplo, te ofrece las prestaciones más importantes como responsabilidad civil, incendio, daños por agua, roturas de cristales, robo en la vivienda, daños estéticos, asistencia en el hogar y en viaje, joyas y defensa jurídica. Pero además añade garantías complementarias que no puedes dejar escapar.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios