5 DIY con hojas secas para hacer con niños

Publicado por CanalHOGAR, 11 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

5 DIY con hojas secas para hacer con niños

El otoño es para disfrutarlo y salir al campo con los niños. Descubrir los colores de esta estación es una actividad muy recomendable y, si además recogéis hojas y frutos, aquí tienes 5 DIY con hojas secas para hacer con niños.

Después del paseo por el campo, parque o jardín, una buena idea es aprovechar el temprano oscurecer para volver a casa y ponerse creativo con estos 5 DIY con hojas secas para hacer con niños. Hay manualidades –Do It Yourself- para todas las edades, desde los más pequeños hasta los adultos, disfrutarán con estas manualidades sencillas, pero muy originales y bonitas que además darán un toque otoñal a tu hogar.

1. Collage para todos los públicos, casi desde 0 años.

El primero de los 5 DIY con hojas secas para hacer con niños es con toda probabilidad el más clásico y repetido de los trabajos que te planteamos, pero es muy recomendable porque tiene la interesante cualidad de ser apto y entretenido para todos los públicos, ya que la dificultad puede variar en función de la edad de los niños. Para los más pequeños, lo más sencillo y educativo es que les prepares una lámina bastante grande, en la que ya esté pintado un tronco de líneas básicas… El niño tendrá que poner sus hojas en el árbol según su estilo, solo necesitas pegamento de barra. Para los más mayores, rétales a crear composiciones imaginativas más complicadas o incluso proponles imitar un cuadro famoso –su preferido- al estilo collage, utilizando sus hojas recogidas para ello, que pueden cortar y seleccionar. Por supuesto, las creaciones resultantes de este taller de collage de hojas secas deben tener un sitio privilegiado y reservado en las paredes de las casas de sus autores.

2. Guirnaldas de hojas secas.

Que están de moda las guirnaldas es una realidad, y las hojas secas más grandes y resistentes son una materia prima ideal para crear preciosas líneas decorativas para tus paredes o techos. Hay dos técnicas básicas que te proponemos. La primera: atar cada hoja seleccionada de forma individual al cordel, de manera que las hojas queden suspendidas. Es una forma perfecta para hojas grandes y bien conservadas. La segunda idea es pasar las hojas directamente por el hilo, atravesándolas de forma delicada con una aguja. Esta opción es más apropiada para poner más hojas de menor tamaño, pero en mayor cantidad y más juntas de forma que lo que luzca sea el conjunto. Por otra parte, las hojas pueden personalizarse con letras, pegatinas o dibujos pintados directamente sobre la hoja o en papel y luego pegados. Tú eliges.

3. Señaladores de punto de lectura.

Para niños a partir de 8 años y que ya leen de forma independiente, ésta es una manualidad práctica y que, además, también fomenta la lectura. Necesitas preparar cartones o cartulinas de la forma que prefieras – lo más sencillo rectángulos- sobre los que los niños harán composiciones creativas y abstractas con las hojas, o figurativas como animales –las orejas serán las que asomen por fuera de los libros- o árboles. Una vez pegadas y acabadas las composiciones, para proteger el señalador y que pueda usarse, puedes dar una mano de Alkil por ambos lados o forrar con mucho cuidado y papel transparente autoadhesivo. Otra idea es pegar también lanas o cintas a una o varias hojas secas que se colocarán entre las hojas de los libros para marcar el punto de lectura.

4. Botellas y botes.

Con recipientes de cristal y hojas secas, puedes preparar con los niños floreros o portavelas muy originales y elegantes. Las botellas o botes a usar deben estar perfectamente secos y limpios, para poder ir forrándolos con las hojas de otoño recogidas. Igual que en los casos anteriores, se pueden hacer composiciones artísticas y abstractas, formas geométricas o figuras concretas: todo depende del gusto y del estilo del niño o de tu idea. Por la parte exterior, y para darle consistencia y resistencia a la creación cuando todo esté acabado, es conveniente aplicar cola blanca o similar, y dejar secar completamente para poner las velas dentro y disfrutar de unos portavelas originales y exclusivos para las cenas de otoño.

5. Confeti.

Es tan sencillo como original. Te proponemos que uses las hojas secas para hacer confeti que luego puedes utilizar para decorar cajas, paquetes, regalos o para hacer cualquier tipo de composición. No pienses solo en círculos: en los principales establecimientos de material para manualidades encontraras taladradoras o troqueladoras con todos los motivos que puedas pensar, desde otras figuras geométricas hasta corazones o flores… Es una manualidad con hojas secas que puedes hacer con niños de todas las edades, y que te sirve para tener un nuevo material con el que seguir creando y estimulando la imaginación de los más pequeños. Recuerda que, además, las hojas admiten decoraciones sobre ellas con rotuladores, pinturas de dedo, entre otras.

Con 5 DIY con hojas secas para hacer con niños tendrás un otoño entretenido, creativo y con mucho estilo; tus hijos, sus amigos y todos los pequeños que invites a tus talleres de hojas secas disfrutarán a lo grande y además, se sentirán muy orgullosos con sus trabajos prácticos y divertidos. También en otoño, disfruta de tu casa en familia con la tranquilidad de que el Seguro de Hogar MAPFRE te ofrece siempre la mejor respuesta ante los imprevistos más habituales.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios