Cuadros DIY para decorar tu habitación

Publicado por Lucía Sánchez, 29 Abr 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer cuadros DIY con clavos

Hoy os proponemos una manualidad para decorar cualquier habitación. Se trata de hacer cuadros DIY. ¡No hace falta ser unos artistas para crear cuadros súper originales y modernos!

LO QUE DEBES SABER...
  • Materiales: marcos de foto, lana de colores, tijeras, clavos y martillo.
  • Técnica: iremos bordeando con la lana los clavos del cuadro hasta que veamos la silueta que hemos dibujado previamente.
  • Nudos: realizaremos nudos con la propia lana sobre los clavos para conseguir mayor sujeción. 

Podemos optar por hacer siluetas muy elaboradas, pero para comenzar es recomendable hacer dibujos que sean fáciles de imaginar y realizar con los cuadros. Sobre todo, tendremos que evitar que el dibujo tenga demasiadas curvas.

 

Primeros pasos para hacer un cuadro DIY

Los materiales que vamos a necesitar son: dos marcos de foto, lana de colores, tijeras, clavos y martillo.

Lo primero que haremos será dibujar sobre la parte de madera del marco de fotos la figura que queramos. En nuestro caso, hemos elegido un corazón y una cometa.

Después de tener el dibujo, iremos clavando los clavos sobre la madera. Tenemos que intentar que no sobrepasen por el lado opuesto del marco.

No será necesario clavar infinitos clavos sobre la silueta que hemos dibujado. Bastará únicamente con clavar en los puntos de corte o zonas en las que queramos tener una parte más curvada. Esto, sobre todo, lo debemos tener en cuenta de cara a hacer el cuadro con clavos que tiene forma de corazón. En este caso, la parte redondeada del corazón será donde más clavos utilicemos para simular esa curvatura.

Dibujar con lana

En nuestro caso, nos hemos decantado por lana de colores para aprovechar los materiales de otra manualidad que ya hicimos con lana. Pero también podríamos haber utilizado hilo de colores.

La técnica básica consiste en ir bordeando con lana los tornillos, de tal forma que se vaya dibujando la figura elegida. Para evitar que la lana quede suelta, podemos dar una vuelta a cada tornillo con la lana. Pero no debemos abusar de esto, ya que visualmente pueden parecer nudos.

Comenzaremos con la lana de color amarillo.

Continuaremos con la lana de color verde.

Acabaremos con la lana de color azul, bordeando los cuatro clavos, de tal forma que se dibuje un rombo.

Para evitar que la lana se suelte con facilidad, hemos anudado el final de cada hilo a cada tornillo.

Para terminar, recortaremos todos los sobrantes de lana.

Y el resultado sería algo así. Rápido, económico y original. ¡Ya podemos realizar nuestros propios cuadros DIY!

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

simeonediego842 comento el 29/04/2015 a las 14:21

Qué idea más original para decorar un dormitorio infantil o para hacer un regalo ;)

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios